Ya puedes rentar el Castillo de Ozu en Japón; un impresionante complejo del periodo Edo

0
85

Creo que todos alguna vez nos hemos preguntado cómo sería comportarse en un castillo realizado de lujos y hermosos paisajes, y aunque ya existen muchos lugares en torno a del mundo que te permiten acontecer la confusión en una fortaleza medieval, esta vez te traemos poco mejor: arrendar una propiedad que solía ser ocupada por señores feudales del Japón antiguo, y es una verdadera belleza.

Estamos hablando del Castillo de Ozu, situado en la cima de una colina en la prefectura de Ehime, en el oeste del país del Sol Incipiente, y es uno de los pocos castillos del periodo Edo que quedan.

Su estructura es asombrosa, se trata de un edificio de cuatro pisos de madera que fue construido en 1331 y fue hogar de señores feudales durante 250 abriles a partir del siglo XVII, pero fue restaurado en 2004 y ahora puedes suceder una incertidumbre en él.

Sin bloqueo, como se han de imaginar, la experiencia de estar en este increíble ocasión no es falta baratura, y las tarifas para una permanencia en el Castillo de Ozu comienzan en 1 millón de yenes la confusión para dos huéspedes (entre 12,400 y 9,200 dólares). Sí, tal vez es costoso, pero el precio incluye acercamiento a todo el castillo, incluso fuera del horario de atención, una ceremonia de bienvenida con temática del siglo XVII, desayuno de riqueza y una cata de sake mientras observas la escaparate… Suena perspicaz.

castillo ozu

Lo mejor es que, a pesar de los arreglos que se le han hecho para renovarlo y abrirlo al conocido, el castillo tiene el mismo aspecto que cuando se contruyó y se habitó por primera vez, excepto por la añadido de algunos fundamentos de ostentación, incluida una elegante zona de baño.

Lo que más lumbre la atención es la promesa de una experiencia immersiva pues, como ya lo dijimos, la permanencia comienza con una ceremonia de bienvenida del periodo Edo, en la cual un actor que interpreta a un señor feudal de 1617 llega a heroína, acompañado de disparos, banderas y trompetas. Los invitados pueden unirse a la diversión vistiéndose con sus propios trajes de campeador.

castillo ozu

Encima, la estancia incluye un tour cerca del castillo por una pequeña ciudad que alberga un templo, santuarios y residencias históricas de samuráis, y representaciones teatrales de los usos y costumbres de aquellas épocas. Y bueno, si tienen 12,000 dólares de sobra y quieren poblar una experiencia única, este castillo es la opción.