Changuito alcohólico es encarcelado por ser agresivo cuando bebe; mordió a 250 personas

0
178

Kalua es un chimpancé que vive en Mirzapur, en la India, pero por su mal comportamiento así como su suma al bebida fue capturado y ahora tendrá que acaecer el resto de su vida en una trullo en el zoológico de Kanpur. Era la mascota de una persona dedicada al ocultismo, pero durante su actividad delictiva mordió a 250 personas e incluso mató a una, así que es cosa seria.

De acuerdo con el reporte de las autoridades locales, el propietario del mico acostumbraba a darle bebidas alcohólicas diariamente, por lo que a los 6 abriles de perduración ya había desarrollado una dependencia al bebida como parte de su dieta, y es que el hombre era quien le proveía de la bebida para que estuviera tranquilo.

Cuando murió el ocultista, Kalua se quedó sin quien le diera su dosis de vino, y desde entonces su comportamiento empezó a ser muy agresivo y atacaba a personas en la calle, seguramente por la ansiedad provocada por no absorber, hasta que por las numerosas denuncias en su contra fue atrapado por el personal del zoológico.

En uno de sus ataques fueron tan graves las mordidas que le propinó a un hombre que terminó por matarlo. Frente a esto, las autoridades se dieron cuenta de la peligro del asunto y decidieron llevarlo al zoológico, donde permaneció incidental durante un periodo de cuatro meses; sin requisa, siguió mostrando la misma conducta agresiva.

Adicionalmente, se informó que en el interior de los ataques les destrozó el rostro a varios niños, quienes requirieron de cirugía reconstructiva, y a pesar de que es dura la osadía, ahora Kalua deberá permanecer en su calabozo, ocasional durante el resto de su vida, porque supone un peligroso peligro para la comunidad y para otros animales.

Mohd Nasir, médico del zoológico, informó que Kalua incluso es agresivo con la persona que lo cuida en su trullo, por lo que considera que es de detención peligro que conviva con otros animales en este motivo, así que tendrá que permanecer sólo, lo que es poco similar a una persona que comete un homicidio y es condenada a esclavitud perpetua.