China le exige a un hombre pagarle a su EX 7,800 dólares por 5 años de tareas domésticas

0
77

Trabajo de hogar o trabajo doméstico es toda aquella actividad remunerada o no que se lleva a final en casa, estas van desde organizar el hogar o propiedad hasta cosas como sumergir los trastes, fregar los pisos, reparación de desperfectos, cocinar, etc.

Y bueno, regularmente se piensa de una guisa suficiente errática de que la mujer es quien debe dedicarse a esto, pero no, todos debemos contribuir a las tareas del hogar, eso que quede acertadamente claro porque todos tenemos un ocasión ahí y todos debemos aportar poco.

Decimos esto porque una chica, en China de cierta guisa se vengó a nombre de muchas mujeres, pues sucede que en el tribunal de divorcios de Beijing dictaminó que su ahora exmarido deberá pagarle la cantidad aproximada de 7,800 dólares tras cinco abriles de tareas domésticas.

Según el falta que se dio en la tribunal, el trabajo doméstico que la mujer realizaba ha sido clasificado como “trabajo no remunerado” de acuerdo con el nuevo código civil de China. Lo histórico del suceso se debe a que primeramente la pareja estaba casada desde el 2015 y el hombre solicitó el divorcio el año pasado, así que la esposa hizo una solicitud para demandar una compensación económica adicional por tareas del hogar y cuidado de niños, usando como principal argumento que él en ningún momento contribuyó de guisa competición.

Finalmente el defecto se emitió a confianza de la esposa, exigiendo al hombre remunerar una pensión alimenticia mensual equivalente a unos 310 dólares, encima de la cantidad antaño mencionada. Esto en virtud de una nueva ley civil que fue aprobada en aquel país este mismo año, en ella un cónyuge puede hacer la solicitud de una compensación económica si se divorcian y se tiene la decano responsabilidad de cuidar a los hijos, parientes ancianos o estar al frente de las labores domésticas.

En esta misma ley se estipula que si la división de las propiedades de una pareja siempre implica cambios tangibles cuando la relación llega a su fin, por lo que se considera que las tareas domésticas constituyen un valencia tangible de la propiedad.

Este caso ha hecho palpable el puesto que tienen tanto hombres y mujeres en el trabajo doméstico y de hecho ha sido sometido a un extenso debate en redes sociales, en el que algunos usuarios han señalado que el monto de la compensación es demasiado pequeño, o que el trabajo de una ama de casa que dedica todo su tiempo expresamente a este tipo de labores está totalmente infravalorado.

Algunos datos obtenidos de la Estructura para la Cooperación y el Mejora Económicos, las mujeres en China dedican un 250 porciento más de tiempo al trabajo doméstico que los varones. Los roles de carácter son un tema muy polémico tanto en China como en todo el mundo y ha tomado gran auge en estos tiempos en medio de toda la ola de los movimientos feministas.

Y a pesar del mejora en los niveles de educación, status crematístico y empoderamiento mujeril, las normas de condición y tradiciones por demás patriarcales se han trillado modificadas, adaptándose por completo a un nuevo contexto político y social.