Compró un iPhone 7 por internet, no leyó bien y le llegó una mesa en forma de celular

0
69

La pandemia por coronavirus ha cambiado nuestra vida en muchos sentidos. Uno de ellos es la guisa en la que hacemos las compras, pues en superficie de ir a tiendas, usamos servicios en ristra para apoderarse los productos que queremos o necesitamos. Sin secuestro, debemos tener mucho cuidado para evitar que nos estafen o pedir el artículo erróneo, como le sucedió a un mozo tailandés, quien a través de la tienda Atadura, perteneciente a Alibaba Group, compró un iPhone 7.

El pequeño estaba tan emocionado al momento de comprar su teléfono que no verificó proporcionadamente las especificaciones del producto y solo prestó atención a las fotografías que acompañaban la publicación y al costo del remesa, que aunque era muy suspensión, pagó de todos modos, pensando que era por la marca del producto.

Sin secuestro, la sorpresa llegó cuando recibió el paquete, pues se trataba de una caja casi de su tamaño, por lo que inmediatamente sintió que poco no andaba admisiblemente. Luego de abrirlo, no se encontró precisamente un iPhone, sino con un escritorio en forma del teléfono que había pedido.

Al menos adquirió poco que le servirá aunque sea para usarlo como comedor individual o home office. La mesa tiene todos los principios de un iPhone, su pantalla, llamador de inicio y hasta un cajón que asemeja la bandeja para insertar la polímero SIM.

Obviamente, los internautas no dudaron en viralizar la notificación, por lo que las imágenes comenzaron a circular. La asignatura que esto nos deja es que no hay que dejarnos mandar por la emoción del momento y cerciorarnos acertadamente de lo que estamos comprando, pues el comercio electrónico a veces es muy engañoso.