Esto se va a poner feo: se acaba de derretir el A68, el iceberg más grande del mundo

0
65

El iceberg más extenso del mundo, conocido como A68, medía más o menos una cuarta parte de Gales, aproximadamente unas 2300 millas cuando se desprendió por primera vez de Larson C, una plataforma de hielo ubicada en el borde de la península Antártica.

Al inicio, este coalición de hielo permanecía fijo, pero posteriormente de un año, las corrientes marítimas y fuertes vientos lo empujaron con destino a el norte, llevándolo al Atlántico Sur, con rumbo al condado anglosajón de Ultramar de Georgia del Sur.

Adecuado al éter y agua cálidos del Atlántico, el iceberg se partió en pequeños fragmentos. Pero al contrario de otros bloques de hielo, que regularmente se quedan varados en los bajíos de la isla de la que se desprendieron, el A68 no lo hizo, por lo que encontró un lamentable destino.

Los fragmentos de lo que en algún momento fue un gran e imponente iceberg son tantos y tan pequeños que el Centro Doméstico de Hielo de EE.UU, que se dedica a nombrar y rastrearlos, ha considerado que ya ni siquiera vale la pena rastrear ninguna de las facciones de A68.

El A68 dejó de figurar en la relación de preocupaciones de los especialistas y organizaciones a posteriori de que la última porción de este, conocida como A68a, no contaba con las medidas necesarias para adscribir en la nómina, pues para ello es necesario un eje de más de 18,5 km cuadrados o un dominio mínima de al menos 68,5 km cuadrados. Sin secuestro, A68a solo contaba con 5.556 por 3.704 km cuadrados.

Era asombroso que se las arreglara para durar tanto como lo hizo a posteriori de separarse de la Antártida. Si piensas en la relación de volumen, es como cuatro hojas de papel A4 apiladas una encima de otra. Entonces, esta cosa es increíblemente flexible y frágil mientras se mueve rodeando del océano. Duró abriles así. Pero finalmente se rompió en cuatro o cinco pedazos y luego igualmente esos se rompieron.

– Adrian Luckman, de la Universidad de Swansea

Regularmente, a los icebergs no se les dedica mucha atención individual, quizá solo han sido dos los que han causado furor en la parentela, el que logró hundir al Titanic y el A68, el cual se convirtió en una clase de protagonista en las redes sociales porque los usuarios podían ver su progreso a través del océano.

La doble en cartografía del British Antarctic Survey, Laura Gerrish, afirmó que este iceberg llamó la atención de diferentes grupos de personas. Encima, se observó cada uno de los pequeños cambios que sufrió a través de fotografías satelitales diarias con un detalle que antiguamente no era posible. Tal vez este pedrusco de hielo haya desaparecido para siempre, pero se mantendrá vivo como un reminiscencia en las personas adecuado a todos los videos y estudios que pueden encontrarse en la red.