Diputado Urrutia rechaza nueva Constitución: “Como Partido Republicano, lideraremos la campaña del No”

0
70
loading...

Tras el histórico acuerdo ajustado entre los partidos oficialistas y de concurso, para conseguir una nueva Constitución para Pimiento, el diputado Ignacio Urrutia (Partido Republicano) rechazó que esta sea “la respuesta política a las urgencias sociales” de la clan.

“Rechazamos que la respuesta política a las urgencias sociales sea la creación de una asamblea constituyente, el financiamiento de nuevos políticos profesionales y la derogación de nuestra Constitución. Estamos convencidos que el problema no es el instrumento constitucional sino que el funcionamiento y dirección de las instituciones, que ha llevado al país a aumentar la burocracia, la captura política y la ineficacia en la gestión del Estado”, indica.

“La crisis que vive el país es moral, no instrumental. Por lo mismo, es difícil concebir que la solución a los problemas que hemos detectado en nuestra sociedad, pase por una constitución redactada por los mismos actores políticos que han conducido al país a la situación en que se encuentra actualmente”, explica a través de un comunicado.

A su pleito, “la Constitución Política de la República vigente es el instrumento que ha permitido convertir a Chile en el país más exitoso de Latinoamérica, librando a millones de chilenos de la pobreza extrema y construyendo bases sociales, económicas y políticas sólidas que son garantía de un país serio, estable y garante de los derechos de sus ciudadanos”.

Conveniente a esto, Urrutia sentencia que, “como Partido Republicano, asumiremos con valentía el desafío histórico de liderar la campaña del No, en defensa de un sistema constitucional que ha permitido que Chile tenga paz y prosperidad, al que Chile Vamos renunció defender por miedo o conveniencia, y trabajaremos incansablemente por colocar las urgencias sociales como prioridad en la discusión pública, ajenas del debate político que buscan imponer desde la derecha y la izquierda”.

“Estamos convencidos, finalmente, que esta discusión es una oportunidad para que los chilenos renovemos nuevamente nuestro compromiso con la neutralidad, la igualdad de oportunidades y la defensa irrestricta de la dignidad de la persona humana, la grupo y la sociedad frente al creciente avance del maniquí estatista. Una nueva constitución, redactada al tejadillo de los abusos de la violencia callejera, por los mismos políticos que no han sabido defender a los chilenos en los últimos 20 abriles, no será más que una falsa promesa, que, al romper su encanto, derivará en problemas aún mayores a los que hemos pasado este mes que ha pasado. No se puede, por mandato constitucional, imponer virtudes cívicas a exactamente el mismo camarilla que ha carecido de ellas en
la conducción política del país”, finaliza.

loading...