Con acuerdo constitucional en marcha se reactivan las urgencias: pensiones, salud, educación y DDHH

0
61
loading...

La Plaza Baquedano amaneció vestida de blanco con la divisa “Paz”, como un símbolo del histórico acuerdo para una Nueva Constitución, que le pondrá el epitafio a la Carta Magna de Pinochet, y que pudo concretarse tras una maratónica etapa de negociación por los partidos oficialistas y de concurso, exceptuado el Partido Comunista.

La palabra más repetida por todos los dirigentes fue “histórico”, dando cuenta de la júbilo que se apoderó de la clase política luego de concretar un “Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución”, que contempla plebiscito de entrada, dos fórmulas (Asamblea Constituyente o Convención Constituyente), la redacción de la nueva Carta Magna como una hoja en blanco descartando de plano la Constitución válido y un plebiscito ratificatorio.

“Chile tiene la posibilidad cierta de ser más democrático. A partir de este acuerdo se entrega al pueblo de Chile la capacidad de decir cuál es el mejor mecanismo para tener una Constitución que nos represente a todos y todas”, destacó el diputado de Convergencia Social, Gabriel Boric.

Haciendo mención a Gustavo Gatica, pollo que fue impactado por perdigones en sus dos luceros mientras fotografiaba las protestas, dijo que “son muchos los chilenos y chilenas que en estos días se han jugado incluso la vida por hacer de Chile un país más justo”. “Es principalmente gracias a ellos y a ellas que estamos acá”, agregó.

Sobre las jornadas maratónicas, Boric recordó que “estamos acá de manera responsable la mayoría de los actores políticos quienes todos han hecho un esfuerzo para lograr acuerdos que hace algunas semanas parecían imposibles. Y eso hay que valorarlo”.

Otro de los presentes fue Mario Desbordes, presidente de Renovación Doméstico, un partido esencia en la búsqueda del consenso. “Hemos escuchado la demanda de la ciudadanía”, comenzó diciendo.

“Hacemos un llamado a la paz, a que nuestros compatriotas puedan retomar sus trabajos, para que las pymes que han sufrido tanto puedan volver a funcionar, para que las personas que tienen demandas sociales legítimas y que se han manifestado pacíficamente en la calle sigan atentos a que también cumplamos no sólo esto sino que también avancemos en reformas sociales profundas”, agregó.

“Ahora es nuestra responsabilidad cumplir y mostrarle a Chile que los partidos políticos estamos a la altura. Espero que los chilenos podamos empezar, todos juntos, a soñar y a pensar en la Constitución que queremos, que cobije a todos los chilenos por igual y nos enorgullezca a todos por parejo”, finalizó.

Los temas pendientes

Con todo, más allá del tema constitucional varios dirigentes pusieron acento en que no se pueden dejar de flanco las reformas sociales que incluso demanda la calle en este estallido social que lleva un mes. Para el senador RN Manuel José Ossandón, “la gente hizo historia; la clase política sólo tomó el guante para terminar con 30 años de abusos y inequidad. Ahora, mientras el proceso se completa, es urgente trabajar por agenda social sin letra chica y ahora: fin a los privilegios, medidas al bolsillo y justicia a los DD.HH”.

Boric, en tanto, igualmente apuntó a los pendientes, señalando que “ahora viene mucha pega. Trabajar con fuerza en las urgencias sociales (pensiones, sueldos, desigualdad, fin de privilegios, vida digna), y seguir luchando para que se detengan definitivamente las violaciones a los derechos humanos y que no haya impunidad”.

La “letra chica”

El Partido Comunista, colectividad que se marginó de las negociaciones, mantuvo sus duras críticas. Para el diputado Hugo Gutiérrez, el acuerdo representó un “salvavidas” para la derecha y el Gobierno. “los plazos del proceso constituyente acordado x oficialismo y oposición, le permite a Piñera terminar su gobierno en paz y tranquilidad el año 2022 (estamos en 2019). La derecha obtuvo gran triunfo!”.

Para el ex diputado, Lautaro Carmona, se trata de “un acuerdo de espaldas al movimiento social que es el gran protagonista. Un acuerdo a la medida para salvar a Piñera. Un acuerdo con quorum igual que los candados que dejó Pinochet. El soberano es el pueblo que de forma organizada esta en las calles. La lucha continúa Hasta Vencer”.

Otros, como el analista Alberto Mayol, apuntaron al mecanismo de selección de la Convención Constitucional, la cual se realizará en octubre de 2020 “con el mismo sistema electoral que rige en las elecciones de diputados en la proporción correspondiente”.

Según el normativo de la USACH, “es impresentable (…) porque que vuelve a otorgar prebendas a los partidos para elegir constituyentes. Como saben, un independiente en esas condiciones no tiene opción. Tendrán que repararlo y ya”.

Tomando el guantelete, Boric planteó que trabajarán en ese tema, para hacer los cambios pertinentes. “Como Frente Amplio nos comprometemos a pelear en la ingeniería de detalle que viene por cuotas para pueblos originarios, corrección de género e igualdad de condiciones para independientes con militantes de partidos”.

  • Revise el acuerdo por la paz social y la Nueva Constitución acá

 

loading...