‘Chespirito’ sale de la televisión después de 47 años; deja de transmitirse en todo el mundo

0
97

Varios miembros de la emplazamiento “generación de cristal” habían pedido que los programas de Chespirito salieran del medio ya que, por ejemplo, en El Chavo del 8 se “normaliza la envidia” de parte de Quico, y cosas así. Al final se les ha cumplido y ya no veremos más al Chavo y compañía, aunque no fue por sus quejas, sino por descuido de un acuerdo por los derechos de transmisión.

Desde hace 50 abriles, cuando los personajes de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” empezaron a aparecer en la televisión mexicana, prácticamente no han dejado de transmitirse. Poco a poco su popularidad se extendió por toda Hispanoamérica y ha llegado a casi todo el mundo, pero ahora nos quedaremos sin las retransmisiones, a pesar de que siguen teniendo altos niveles de audiencia.

No se llegó a un acuerdo entre el Congregación Televisa, que se encargaba de la distribución a nivel mundial, y el Congregación Chespirito, que tiene los derechos, y es que al parecer en Televisa ya no consideran tan rentable seguir pagando por continuar sacando al distinción las repeticiones de El Chavo del 8, El Chapulín Colorado y demás personajes, lo que es muy triste para generaciones de seguidores.

Es una pena que quien más se benefició de los programas de Chespirito hoy afirmen que ya no valen nulo. A sus hijos nos dejó su civilización, su aprecio, su ejemplo, su estilo… Esa riqueza no se puede cuantificar. Los intereses económicos no están en la grupo.

—Graciela Gómez Fernández, hija de Chespirito

Aunque por lo pronto se ha cerrado una puerta, no dudamos de que en cualquier momento cualquiera más se ofrecerá para seguir transmitiendo estos programas que han permaneció durante generaciones en el elegancia del conocido, así que no hay que alarmarse y simplemente esperar un tiempo poder verlos de nueva cuenta y retornar a reír a carcajadas.

Aunque tristes por la atrevimiento, mi comunidad y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos.

—Roberto Gómez Fernández, hijo de Chespirito