El día que Nicolas Cage fue a un casino, apostó 200 dólares, ganó 20,000 y los donó a un orfanato

0
49

Con la película de Adiós a Las Vegas la carrera de Nicolas Cage se fue a la cima, y luego, bueno, una serie de altibajos, pero de cualquier guisa es una de las grandes celebridades de Hollywood. Ahora que recordamos Las Vegas, el actor comentó una puntualización que le sucedió en un casino, lo que fue poco fuera de lo popular, ya que en sinceridad no es amateur a los juegos y las apuestas.

En una entrevista que le realizó Marilyn Manson para Interview, el músico le empezó a preguntar sobre su experiencia de ocurrir vivido en Las Vegas durante un tiempo, pero dijo que nunca se había interesado positivamente en el coyuntura, es más, dijo que la última vez que apostó fue hace como 30 abriles, y curiosamente esto no sucedió en “la ciudad del pecado”, sino que fue durante un alucinación a Bahamas donde decidió entretenerse un rato y probar suerte.

Estaba en las Bahamas, entré a un casino y sentí que tenía mi ‘mojo’ conmigo, como si falta pudiera salir mal. Mi encaje era la ruleta. Entré con 200 dólares y no me perdí un número, tanto que incluso la señora que hacía rodar la ruleta dijo: ‘Falta más dulce que un repetidor’. En 20 minutos convertí 200 dólares en 20,000, así que fui y encontré un orfanato en las Bahamas, conocí a todos los niños y a la directora, y le dije: ‘Esto es para ti’. Le puse los 20 grandes en la mano, me fui y nunca volví a sospechar, porque si lo hacía, arruinaría el poder de ese momento.

-Nicolas Cage

Por supuesto que en ese momento en que gozaba de un gran éxito tenía conveniente mosca como para ir a donar los 20,000, porque si fueras tú quien se los anhelo, no lo harías, sino que aprovecharías para enriquecer todas las deudas que tienes, o para cualquier otra cosa pero no lo llevarías a un orfanato. Como todo un campeón se retiró a tiempo y ya no quiso tentar de nuevo a la suerte, que es lo que pasa con quienes ganan alguna vez y luego terminan perdiendo todo con tal de repetir el éxito. Nicolas es un triunfador.