Estado Mayor Conjunto anticipó cambio constitucional durante el estallido de 2019 y tenía en la mira a la Mesa de Unidad Social

Entre los documentos filtrados del Estado Decano Conjunto (EMCO), tras el ciberataque perpetrado por la agrupación de hackers informáticos «Guacamaya», se encuentra un documentación de carácter «reservado» y remitido al Tarea de Defensa de parte de la Dirección de Inteligencia, relativo a las manifestaciones del estallido social de 2019.

El documento emitido el 24 de octubre de aquel año da cuenta de las marchas y concentraciones en la Región de Valparaíso y en Santiago, donde, afirman, «las convocatorias han ido en aumento, demostrando un decano apoyo en dirección a las demandas de los movimientos Gremiales, Sociales y Estudiantiles, cogido un nivel de convocatoria transversal en cuanto a estratos sociales, permitiendo sumar adherentes».

El documentación identificó que un número vecino de 24 organizaciones y movimientos ciudadanos se agruparon en la denominada «Mesa de Pelotón Social», la cual estuvo compuesta entre otras, por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Coordinadora NO + AFP, Asociación Doméstico Empleados Fiscales (ANEF), Confusam, Fenpruss, Colegio de Profesores, Confech, Fenats, Cones, trabajadores portuarios y la Convenio de Trabajadores del Cobre, quienes, de acuerdo al documento, «exigen principalmente que el Presidente Sebastián Piñera termine con el Estado de Excepción, atienda los problemas que generaron la crisis social, y la creación de una Asamblea Constituyente y una nueva Constitución Política, entre otros».

La Dirección de Inteligencia de Defensa, en su interpretación, comunicó al Gobierno que «a diferencia de días anteriores, en la cual la autoridad enfrentaba una protesta social sin un interlocutor definido, a contar del día de hoy esta situación cambió, pasando a tener un claro y organizado frente que asume ese vano». Se trata precisamente de la Mesa de Dispositivo Social, quienes —de acuerdo al noticia— «han tomado como bandera de lucha, los dichos del Presidente Piñera alusivos a la ‘Supresión’, los cuales según los manifestantes han sido declaraciones agresivas».

Encima, afirman que la presencia de las FF.AA. en las calles «igualmente se ha presentado como una de las razones de la movilizaciones en las distintas ciudades del país, demandando anejo al término del Estado de Emergencia, el retiro de los militares a sus cuarteles».

Un día antiguamente, el 23 de octubre, dos miembros del Estado Decano Conjunto no identificados se compartieron vía correo el documento del instructivo de la ANEF titulado «Huelga militar, por el derecho de comportarse en paz. Militares a sus cuarteles, fin a la desigualdad social», que incluía un cronograma con las actividades a realizarse el 23 y 24 de octubre del 2019.

Eso sí, el documento filtrado destaca que «se ha evidenciado un dialogo entre el oficialismo y sectores más moderados de la concurso, donde reconocen de cierta forma que las medidas impulsadas por el Ejecutor van en un sentido correcto, pero a su vez las consideran insuficientes». En ese sentido, apuntan que «sectores más cercanos a la extrema izquierda insisten en responsabilizar al Gobierno por los hechos de violencia y muertes ocurridas».

El noticia recalca que el Partido Comunista (PC) se encontraba evaluando la posibilidad de imputar constitucionalmente, tanto al presidente Sebastián Piñera como al Ministro del Interior, Andrés Chadwick, a causa de sus posibles responsabilidades políticas en los actuales hechos.

Inteligencia igualmente detectó que en dicha término se evidenció un incremento en la autoprotección ciudadana de vecinos de diferentes zonas del país, quienes «se organizaron para combatir los saqueos que afectan a diferentes recintos comerciales como supermercados, ferias libres, farmacias e incluso sus propios barrios y viviendas». Complementan a renglón seguido que acciones de amenaza al JDN (Director de la Defensa Doméstico) en Valparaíso, se mantienen en el anonimato, «amparado en impunidad que entregan las redes sociales».

Respecto de las manifestaciones pacíficas, destaca que, durante la etapa, «grupos sociales se manifiesten con anciano estructura, conducción y complemento de manifestantes, con objetivos claros respecto a sus demandas sociales», remarcando que «la realización de Cabildos Abiertos indagación maximizar la décimo de adherentes y organismos sociales, a objeto dar legalidad delante la ciudadanía y organizaciones políticas, al anuncio de la creación de una nueva Constitución Política y Asamblea Constituyente, entre otras cosas».

De todas formas, el referencia de Inteligencia se advierte que, «a pesar de los esfuerzos realizados por el Ejecutor a través de las propuestas expuestas por el Presidente de la República, se estima que seguirán los esfuerzos para originar diálogos para presentarse a un mutuo acuerdo entre los actores políticos, con el propósito de satisfacer la mejor lo mejor posible la demanda social».

Y reiteran que «los partidos de extrema izquierda continuarán transmitiendo a través de grupos sociales, sindicales, estudiantiles y otros, su ideología con más fuerza, aprovechando el rememoración del gobierno marcial, objeto razonar su causa y abastecer la desconfianza social en dirección a los esfuerzos del ejecutor para restablecer el orden notorio, haciendo uso de las fuerzas de Orden y FF.AA».

En lo delictual, finalmente, afirman que «continuarán los incidentes, a través de actos de saqueo a centros de acumulación produciendo sensación de desabastecimiento a la población, encima de acciones directas sobre inmuebles públicos y privados».

Escenarios proyectados por el EMCO

Días más tarde, el boletín de inteligencia del 29 de octubre, proyectó una apreciación con dos escenarios. El «más probable» consistía en la mantención de las protestas «siguiendo una planificación de convocatorias, objeto perdurar un clima de agitación social, bajo la deducción ‘de que carencia se ha conseguido’», aunque con el aumento de la violencia se esperaba una paulatina pérdida de masividad.

El segundo tablado era el «más peligroso», se estimaba como un intento de las protestas por no regresar a un estado de «normalidad», que «agrupaciones anárquicas, lumpen y organizaciones subversivas, aumentarán sus acciones violentas contra la propiedad privada, ajuar manifiesto, infraestructuras críticas, transporte colectiva, centros comerciales y otros, manteniendo un estado de agitación social y caos permanente».

EMCO apuntó como salida una asamblea constituyente

El 5 de noviembre del 2019 un documentación diario del Centro de Operación de Defensa expuso que «delante la situación de inquietud y agitación social que vive el país, sumado a la inacción político-social visible y comunicacional del poder Ejecutor/Parlamento, se estima que los actores de Pelotón Social profundizarán los cabildos en la método de organizar una demanda transversal para convocar una asamblea constituyente».

De acuerdo al EMCO, la descuido de una respuesta política delante las demandas de la Mesa de Dispositivo Social, «solo contribuiría a que continuaran los disturbios aislados a nivel doméstico y principalmente en el sector céntrico de Santiago por parte de grupos violentistas, actuando de guisa más radical y coordinada en las acciones de violencia callejera, atentando contra la vida de los funcionarios policiales».

El boletín firmado por el Cabecilla de Guarda Roja, coronel Ricardo Santander, concluye que las protestas sostenidas “pretenden generar las condiciones para reactivar el estado de excepción constitucional, intentando demostrar la inefectividad y pasividad política del Ejecutivo, dañando y afectando la gobernabilidad democrática del país, deslegitimando a S.E. el Presidente de la República, para lograr un cambio constitucional”.

Referencia de disturbios

Cerca de mencionar que, sin apuntar a responsables, un crónica de la PDI remitido al EMCO relata minuto a minuto los hechos ocurridos el mismo 18 de octubre, cuando detonó el denominado estallido social en Santiago. La PDI da cuenta que entre las manifestaciones hubo barricadas y saqueos «en el contexto del llamado masivo a sortear el suscripción en las estaciones de metropolitano por el plataforma del pasaje del transporte público». En la descripción de los hechos, adicionalmente, se señalan las 19 estaciones del Patrón de Santiago que resultaron siniestras «con dispar nivel de afectación» en diversas comunas de la hacienda.

«En la Línea 1 República y San Pablo; Línea 2 Vespucio Ideal; Línea 4 Macul, Trinidad, San José de la Hado, Los Quillayes, Protectora de la Infancia; Línea 4A: La Predio, San Ramón y Santa Julia; Línea 5 Sima de Lourdes, Barrancas, Las Parcelas, Omisión Sur, Pedreros, Cumming, San Joaquín y Pudahuel».

Por otra parte, La Dirección de Transporte Metropolitano (DTPMet) informó a la PDI que 16 buses de Transantiago resultaron siniestrados en diferentes puntos de la Región.

El mismo noticia contiene las manifestaciones programadas para los días siguientes y finaliza con una tabla donde se contabilizan los «establecimientos movilizados por demandas estudiantiles».

 

Latest articles

345,4k Seguidores
Seguir

Related articles