FA responde al Gobierno por críticas a la acusación constitucional contra el ministro de Educación: “El récord de la inoperancia lo tiene Raúl Figueroa”

0
30

La incriminación constitucional anunciada por diputados del PS, PC y FA en contra del ministro de Educación Raúl Figueroa vuelve a desavenir al Gobierno con la concurso. El secretario de Estado manifestó que la amenaza de pasquín “no quita el sueño, pero quita tiempo”, y en su defensa salió el vocero de La Moneda, Jaime Bellolio, quien señaló que la delación es “simplemente insólita, esto ya es un récord mundial”.

Pero desde el Frente Amplio salieron a rechazar estos dichos de los ministros contra el folleto. Según la diputada de Comunes, Camila Rojas, “el récord de la inoperancia lo tiene Raúl  Figueroa, porque quien tiene que comprometerse con asegurar la educación presencial o virtual, cuando la primera no es posible, es el ministro. Y él, hoy, se ha convertido en el principal obstáculo para que niños, niñas y adolescentes ejerzan su derecho a la educación, en la modalidad que sea”.

“Si este ministro continúa en 2022 la situación será incluso más crítica, porque el ministro Figueroa no da garantías para el ejercicio del derecho a la educación, y por eso lo estamos acusando. El argumento barato y mediocre de que nos oponemos a las clases presenciales a toda costa es el que le acomoda, pero eso no le bastará para tapar su responsabilidad política y administrativa en la crisis educacional que estamos atravesando”, agregó la diputada del Frente Amplio.

Más temprano, en conversación con Radiodifusión Duna , Raúl Figueroa insistió en que la reapertura de colegios es fundamental. “La suspensión de clases ha generado un efecto negativo en los alumnos. Toda la evidencia indica que esto es importante (…) llama la atención que haya esfuerzos para que esto no ocurra”, indicó.

“Hoy día el esfuerzo del ministerio, el Congreso y de todo el país tiene que estar en cómo aseguramos las mejores condiciones para darle continuidad al proceso educativo”, dijo, añadiendo que “este tipo de acusaciones desvía el tiempo y el esfuerzo. Esto termina en desmedro de los mismos niños”.

El ministro incluso se refirió a los cuestionamientos respecto a la desliz de bienes invertidos en educación, y apuntó a la responsabilidad de los municipios. “Se le dio flexibilidad al sistema para destinar medios de la subvención escolar preferencial en conectividad y protección para el Covid. Solo en el mundo municipal 57 mil millones de pesos no se gastaron”, aseguró el ministro, tras los dichos de la diputada Camila Vallejo (PC) quien acusó que “somos de los pocos países del mundo que no ha invertido más recursos en educación en el contexto de pandemia”.

Desde la examen señalan que el ministro “ha presionado de manera indebida al retorno presencial” según señaló la diputada Vallejo, mientras el parlamentario socialista Juan Santana acusó al secretario de Estado de exponer permanentemente “la seguridad y la lozanía de los integrantes de las diferentes escuelas, liceos y jardines infantiles públicos de nuestro país”.

Bellolio salió en defensa de Figueroa

En tanto, en entrevista con Tele13 Radiodifusión, el ministro Bellolio manifestó que la delación constitucional contra el ministro Figueroa es “simplemente insólita, esto ya es un récord mundial, no solamente por la cantidad de acusaciones constitucionales, sino que adicionalmente querer manifestar a un ministro porque dicen que desde el día uno ha estado intentado que los niños puedan retornar a clase de guisa presencial y segura. La cargo tendría que acaecer sido por lo contrario, si no hubiese intentado que los niños entraran de dorso a clases”.

Respecto a las acusaciones de que el ministro de Educación no entregó el suficiente financiamiento, el vocero añadió que “critican que no hizo una política pública que a algunos de la oposición le hubiese gustado que estuviera. Esa no es una acusación constitucional, es una disputa política, lo pueden poner en su programa de gobierno si quieren”.

Insistió que los diputados de la examen tienen “un interés simplemente político”. “Aquí lo que hay es el intento por una tensión al interior de la coalición de la oposición, entre ellos a ver quién dice una u otra cosa, pero aquí se equivocaron medio a medio porque lo que están tratando de hacer es usar una cuestión que simplemente no cuadra”, estableció Bellolio.