Hace 45 años se estrenó ‘Bohemian Rhapsody’, la canción que nadie quería pasar en la radio

0
39

La historia de Queen está llena de éxitos, pero no hay duda de que Bohemian Rhapsody es la canción más popular de esta facción, a pesar de que al inicio los ejecutivos no querían ni siquiera pasarla en la radiodifusión, y es que su composición no les parecía muy adecuada y menos para ser el sencillo principal del cuarto disco de este histórico agrupación de rock.

La canción la escribió Freddie Mercury a lo abundante de varios abriles, por ello quedó en varias partes; esta composición fue creada con la idea de retomar el estilo de la ópera mezclada con el rock, una combinación que fue un sello distintivo de la partida, apoyados obviamente por la perspicaz voz de su líder, que le permitía cubrir varios registros. Esta tiene partes a capela, piano, un solo de guitarra, canto coral de tipo operístico, rock, poema, un poco de pop y rock progresivo.

Encima de toda esta mezcla, que ya de por sí era rara para la época, la canción deje sobre un homicidio, así como temas que tienen que ver con cuestiones religiosas. Por si fuera poco duraba más de 6 minutos, no tenía un estribillo repetitivo y pegajoso como se acostumbraba en los éxitos de los abriles 70, así que cuando los miembros de Queen propusieron que fuera el sencillo principal del disco, los ejecutivos se negaron rotundamente.

En la compañía discográfica estaban convencidos de que esa canción “nunca la pasarían en la radio”, pues era poco demasiado diferente a lo que se acostumbraba, pero los integrantes de Queen querían que ese fuera el tema principal, de hecho cuando llegaron a la reunión con los directivos ni siquiera tenían una segunda opción y se empeñaron en convencerlos de que apostaran por la canción.

Como ninguna de las partes cedía se pensó en una decisión: hacer una traducción particular para la radiodifusión, más corta y con algunos cambios más para que se pudiera adaptar a lo que se transmitía, pero Freddie y compañía se negaron rotundamente, ya que consideraron que era importante escuchar toda la canción para que se comprendiera, así que el estira y afloja continuó.

En 1975, año en el que se lanzó el disco A Night At The Opera, donde se incluye la polémica canción, la radiodifusión era una de las vías principales para poder arribar a un notorio masivo, y el tiempo ya estaba encima para difundir el sencillo. Como la discusión no llegaba a ninguna parte, tanto los directivos como la costado decidieron darse un refrigerio y como la reunión se hizo un viernes, acordaron encontrarse nuevamente el subsiguiente lunes para encontrar una decisión.

Algún de la costado le había transmitido una copia de Bohemian Rhapsody a Kenny Everett y le gustó tanto que durante el fin de semana la puso 14 veces en su programa de radiodifusión, en su interpretación diferente,  dando como resultado una gran respuesta del conocido, lo que fue suficiente para convencer a los de la disquera, quienes la lanzaron como el primer sencillo un 31 de octubre de 1975 sin convocar a la reunión.

Algunos aseguran que Freddie comenzó a escribir la canción desde 1968, incluso antiguamente de que se formara Queen, de hecho todo estaba en la capital de este talento, pues hasta muy vanguardia la vídeo del disco nadie sabía cuánto duraría e incluso varios pensaban que se trataba de una broma, por la extraña mezcla de sonidos y voces, pero poco a poco convenció a todos de que podía funcionar.

Mercury escribió todo, incluido el solo de guitarra de Brian May y fue tan intenso el trabajo para este tema que necesitaron de 180 grabaciones realizadas a lo generoso de tres semanas para poder acomodar todo, las voces (John Deacon no cantó), los instrumentos y toda esa excentricidad que al final se convirtió en una obra maestra y uno de los grandes clásicos no solo de la manada sino de la historia de la música.

Efectivamente nunca se desentrañó el significado de la canción, pues Freddie se mantuvo evadiendo siempre el tema e incluso en alguna ocasión llegó a opinar que solo se trataba de un sinsentido y que de alguna forma solo se acoplaron las palabras a la cuestión rítmica, pero obviamente existen cientos de teorías al respecto. Como sea, con todo en contra, se colocó en el primer sitio en la radiodifusión de Reino Unido durante nueve semanas.

En 1992 volvió a los primeros lugares gracias a que apareció en la película Wayne’s World y en 2018 gracias a la película Bohemian Rhapsody volvió a las listas de las 40 canciones más escuchadas, con lo que se convirtió en la primera en hacerlo tres veces con la misma interpretación. Por si fuera poco, con el enorme éxito del filme, la canción es la que mayores reproducciones en streaming tiene en la historia, con más de 1,300 millones y contando.

No solo en la música se adelantaron abriles en el tiempo, sino que hicieron un videoclip de la canción, que en esos abriles ni siquiera existía esa palabra ni el concepto de que esto servía para promocionar una canción, así que por todos lados se demuestra la ocurrencia de Freddie Mercury y su visión mucho más allá de lo que otros podían ver. Posteriormente de 45 abriles, esta canción sigue actual y eso no es dócil de alcanzar.