La emotiva historia de superación del mecánico brasileño que estudia en las paredes de su taller

0
55

No es ningún secreto que la confianza que las personas depositaban en la educación, universidades y escuelas no es la misma de tiempos pasados. Y, para colmo, la educación siquiera es un medio que garantice el avance social. Por esta razón, el éxito ya no solo depende de un título, sino todavía de tus habilidades fuera del ámbito colegial.

Sin incautación, hay quienes optan por los extremos, es opinar, existe gentío que se aferra a sus estudios formales, pero incluso están quienes no le ven ni una utilidad a la escuela y prefieren estar de su puro trabajo. Por esto, el caso de Vladimir Brito, mecánico que se deseo la vida cambiando llantas al mismo tiempo que estudia una carrera en Educación Física, es tan valioso, pues nos enseña que no hay falta mejor que combinar la escuela de la calle o de la vida con los estudios universitarios para salir delante.

Actualmente, este hombre brasileño de 34 abriles se encuentra estudiando su final año de la carrera en Educación Física y se ha costeado sus estudios con mucho esfuerzo y el poco billete que le deja su oficio de cambiar llantas. Encima, mantiene a una clan numerosa y se ocupa de su padre enfermo. Sin confiscación, esto no ha sido ningún impedimento para que se ponga a estudiar o a pensar en un futuro mejor.

El camino de Brito hasta su final semestre no ha sido carencia realizable, pues le han hecho yerro herramientas propias de todo universitario, desde libretas hasta una computadora. De cualquier modo, se las ha arreglado para estudiar a distancia con ayuda de su envejecido celular  y una banda de la AESPI, Asociación de Educación Superior de Piauí.

Sin secuestro, esto le dificulta mucho el proceso alrededor de su proporción, pues actualmente se encuentra haciendo sus prácticas profesionales, sin cobrar suscripción alguno, por lo que le es urgente algún apoyo. Encima, diferentes instituciones le han ofrecido cursos gratuitamente en materias como Fisiología Vascular, Bioquímica, Hormonas y Asimilación, pero no ha podido tomarlas por equivocación de equipo computacional.

Brito confía plenamente en que sus estudios le permitirán mejorar su negocio y soportar una vida menos apretada financieramente. Su sueño es poner una tienda de traspaso de llantas, que le han donado todo lo que tiene en su vida, pues ha trabajado desde los doce abriles en talleres. Adicionalmente, cuando su padre enfermó en 2009, tuvo que hacerse cargo del negocio.

El caso de Brito se volvió vírico no solo por su gran penuria y empeño, incluso por las fotos de las paredes de su taller-oficina, pues estas tienen todos los apuntes que hace al estudiar o al resolver problemas. Este peculiar procedimiento tuvo que implementarlo cuando se dio cuenta de que los clientes temían interrumpir sus estudios al verlo concentrado en su bloc y se iban.

Me di cuenta de que usar la bloque asustaba un poco a los clientes, que llegaban, me miraban estudiando y decían que no querían estorbar, que volverían más tarde. Por eso empecé a usar las paredes, que encima de no asustar a los clientes, consigo estar siempre mirándolos y mirando el material.

Las paredes garabateadas que muestran una bonita composición escolar de Brito unido a dibujos anatómicos le han hecho ganarse el apodo de “El Montaigne Brasileño”, por el filósofo francés Michel de Montaigne, quien se encerró en su casa y escribió sus pensamientos por todas las paredes y el techo. De todas maneras, Brito no deja de costado su humildad y paciencia practicar ambas profesiones, la de mecánico y terapeuta físico, para ayudar a la parentela que lo ha ayudado a estudiar.

Cuando me gradúe, pretendo proseguir ambas profesiones. Quiero honrar a todos mis clientes, sin ellos no habría universidad y quiero ayudar a la familia a través de la educación física.

Brito se graduará próximamente, por lo que se ha creado una campaña para ayudarlo, con una meta de 2500 dólares en el sitio Razoes, el cual puedes revistar para ayudar a este gran ser humano que aún cree en el valencia del estudio.