La ONU responde a Elon Musk y le desglosa cómo se gastarían su dinero para resolver el hambre en el mundo

0
26

Hace unas semanas se desató una polémica cuando el multimillonario Elon Musk declaró que si la Estructura de las Naciones Unidas (ONU) le demostraba cómo podrían consumir con el anhelo en todo el mundo, estaría dispuesto a traicionar acciones de Tesla y donar 6000 millones de dólares.

Luego de algunas declaraciones de uno y otro flanco, finalmente el organismo internacional, a través de David Beasley, director del Programa de Alimentos de la ONU, le explicó de qué forma planean cambiar ese pasta. Ya veremos si convence a Elon.

Luego de que Beasley hiciera el llamado a millonarios como Elon Musk y Jeff Bezos para que donaran una parte de su fortuna, el fundador de Tesla le dijo que era necesario que le explicaran de forma detallada el plan, adicionalmente de que tuviera una contabilidad abierta para que todas las personas supieran exactamente en qué se gasta cada centavo.

La respuesta llegó a través de Twitter, donde Beasley alertó por la situación tan complicada en la que se encuentra el planeta, por conflictos, la pandemia de covid-19 que no ha pasado, enfermedades y la desidia de bienes para que las personas puedan alimentarse.

El mundo está en llamas. He estado advirtiendo sobre la tormenta perfecta que se avecina oportuno al covid, conflictos, el impacto climático y ahora, el aumento de los costos de la esclavitud de suministro. ESTÁ AQUÍ. Hay 45 millones de vidas en movilidad y aumentan cada día. Si no se alimenta a la clan, se alimenta el conflicto, la desestabilización y la migración masiva. Esta crisis de anhelo es urgente, sin precedentes y evitable. @Elonmusk, pediste un plan claro y libros abiertos. ¡Aquí está! Estamos listos para cuchichear contigo y con cualquier otra persona que se tome en serio redimir vidas. La solicitud es de 6.6 mil millones de dólares para evitar la hambruna en 2022.

A posteriori de este mensaje, Beasley compartió un enlace para ir al desglose de cómo se gastaría esa cantidad de caudal, que aunque parece estratosférica, la verdad es que solo sería para el inicio de un programa que logre derribar el deseo en diversas zonas del planeta.

1. 3500 millones de dólares para alimentos y su entrega, incluido el costo del remisión y el transporte al país, más el almacenamiento y la entrega de alimentos en la “última milla” mediante transporte sutil, terrenal y fluvial, conductores de camiones contratados y escoltas de seguridad necesarios en las zonas afectadas por el conflicto, para distribuir alimentos a quienes más los necesitan.

2. 2000 millones de dólares en efectivo y cupones de alimentos (incluidas las tarifas de transacción) en lugares donde los mercados puedan funcionar. Este tipo de amparo permite a los más necesitados comprar los alimentos de su dilema y apoya las economías locales.

3. 700 millones de dólares para costos específicos de cada país, diseñar, ampliar y dirigir la implementación de programas eficientes y efectivos para millones de toneladas más de alimentos y transferencias de efectivo y cupones, adaptados a las condiciones del país y los riesgos operativos en 43 países. Esto incluye las instalaciones de oficinas y oficinas secuaz y su seguridad, y el seguimiento de las distribuciones y los resultados, asegurando que la amparo llegue a los más vulnerables.

4. 400 millones de dólares para la administración, compañía y rendición de cuentas de operaciones mundiales y regionales, incluida la coordinación de líneas de suministro y rutas de aviación mundiales, coordinación transporte universal como la contratación de fletes, monitoreo y exploración total del deseo en todo el mundo, y diligencia de riesgos y auditores independientes dedicados a la supervisión.

El propio Beasley reconoció que con esto, no se erradicará el deseo, pero sí salvaría la vida de 42 millones de personas que ya se encuentran en un estado de crisis que se pude arreciar más, lo que incluso generaría inestabilidad geopolítica en varias zonas. Veremos cuál es la respuesta de Elon Musk.