Mañalich asegura que es imprescindible: “Este es el momento en que tengo que estar a cargo del Ministerio de Salud”

0
135

Pese a los cuestionamientos de alcaldes y las declaraciones de ministros contradiciendo sus dichos sobre la suspensión de clases, el ministro de Sanidad Jaime Mañalich no retrocedió en su postura cuando fue consultado al respecto en la entrega del cómputo diario del Covid-19 en la Moneda

“Soy plenamente consciente de mis defectos y mis pocas virtudes, pero lo que tengo claro es que este es el momento en que tengo que estar a cargo del Ministerio de Salud”, respondió el ministro al ser requerido por las últimas polémicas que ha protagonizado y si ha recibido llamados de atención por parte de Gobierno.

En tono magnífico, Mañalich insistió en su postura señalando que “aquí no está en tela de juicio si el cirujano que está haciendo la operación es pesado o simpático, la pregunta crucial es si este cirujano o ministro es capaz de hacer la pega o no”.

Cae memorar que luego de las declaraciones sobre los ventiladores mecánicos de China y ningunear a la prensa, el ministro de Sanidad ayer nuevamente repasó a los alcaldes señalando que la responsabilidad de la postergación de la inmunización es de las municipalidades. De paso, indicó que la valentía de suspender clases fue un error.

El titular del Minsal fue refutado por los ministros de Educación, Raúl Figueroa, de la Segegob, Karla Rubilar y de Interior, Gonzalo Blumel, quienes se desmarcaron de sus dichos sobre la suspensión de clases, pero sobre todo indignaron a los alcaldes.

El corregidor de Puente Detención German Codina, por ejemplo, indicó que “si hay una decisión correcta fue la suspensión de clases” y sostuvo que “hay que evitar que nos distraigan estas pachotadas a las que nos tiene acostumbrado el ministro”.

Delante esto, Mañalich hoy comentó hoy que “lamento que si hay personas que se han sentido ofendidas, pero quiero reiterar que es extraordinariamente complejo estar a cargo de la salud de Chile y de todos los chilenos, es una tarea muy pesada sobre hombros muy débiles y en esta dificultad todos cometemos errores y tenemos momentos virtuosos”.