Marihuana: Diputados sorprenden con indicaciones para prohibir autocultivo

0
538

El próximo lunes, la comisión de Salubridad de la Cámara de Diputados votará el plan para modificar la Ley 20.000, permitiendo la despenalización del autocultivo privado de mariguana y el uso medicinal de la cannabis.

La iniciativa había sido aprobada el año pasado por dicha comisión, autorizando el porte de 10 gramos de cannabis y el autocultivo personal de 6 plantas, tras lo cual pasó a votación en sala.

Fue en esa instancia que el Ejecutor introdujo indicaciones que modificaron drásticamente lo apto: de 10 a 2 gramos en el primer caso y de 6 a una planta en el segundo. Si acertadamente la Sala aprobó en común la idea de legalizar, la iniciativa regresó a la comisión de Salubridad para revisar las nuevas indicaciones. 

Ahora, en la antesala de que el próximo lunes la comisión se pronuncie, este martes -día en que vencía el plazo para presentar nuevas indicaciones-, un montón de diputados de la Nueva Mayoría inició una ataque que sorprendió a varios de sus pares oficialistas y que escudriñamiento modificar uno de los “puntales” de la iniciativa.

Fallos de la Corte Suprema abren posibilidad a despenalización de la venta de marihuana

Los diputados DC Gabriel Silber y Sergio Espejo, juntos a los PPD Miguel Donaire Alvarado y Daniel Farcas presentaron un conjunto de indicaciones que pesquisa derechamente prohibir el autocultivo en los hogares, y centralizar la entrega de cannabis a las personas por medio de “proveedores”. 

La iniciativa, según señalan, se apoyo en su convicción de los “daños” que la mariguana provoca principalmente en menores de existencia y en la “imposibilidad” de que la autoridad pueda fiscalizar el número de plantas en los hogares.

“Nosotros pensamos que el autocultivo es una medida absolutamente permisiva, que no puede ser controlada, pero sí puede ser que existan licencias autorizadas de laboratorios o distintas instituciones en que exista un registro de consumidores”, explicó Alvarado a T13.cl. 

El diputado, todavía médico oncólogo, viajó hace poco a Uruguay a juntar la experiencia de dicho país, y propone un maniquí similar, en que se otorgue a ciertos a establecimientos -como farmacias- una Deshonestidad de Producción y Comercialización de Cannabis. 

La idea es que dichos centros cuenten con un registro confidencial que especifique el nombre, profesión, y otros informes del comprador. El consumidor, en primer término, podría entrar a 10 gramos semanales, es sostener, 40 al mes de mariguana. 

“El consumo de cannabis en escolares en Pimiento ha corto niveles desproporcionados y tenemos que dar una señal de límites. Si vamos a regular este tema tiene que ser por la vía de determinar lugares controlados en los que se pueda ceder, para mayores de etapa, evitando el llegada a menores y, al mismo tiempo, en el caso del consumo terapéutico, garantizando que éste se produzca previa autorización del Instituto de Vigor Publica”, explicó por su parte Espejo. 

El diputado Farcas, en tanto apuntó a que “en ningún caso este autocultivo puede darse en las casas, donde podrían tener acercamiento menores de existencia. La idea es permitirlo en lugares específicos, donde haya una fiscalización para su producción, cesión, y que tenga un impuesto para terminar con el narcotráfico. Cultivarlo en casas nos parece de una irresponsabilidad francamente inadmisible”. 

A diferencia de Farcas, el diputado Silber propone que la entrega sea a través de “clubes cannábicos” sin fines de ganancia, “que podamos fiscalizar por parte de la autoridad pública, para controlar que menores de vida no accedan a la mariguana y no terminemos en manos de algunos grupos de narcotraficantes que puedan, en viviendas particulares, forzar de una constitución. No estamos con contra del autocultivo, pero queremos que vaya de la mano de una regulación”, explicó el vicepresidente de la Cámara de Diputados. 

Divisiones oficialistas

La ataque de los diputados de la Nueva Mayoría fue cuestionada por el presidente de la comisión de Sanidad, el diputado DC Víctor Torres, quien criticó que se busque hacer un maniquí de “negocios” con la cannabis.

“Ya estando aprobado en general por la Sala, hay diputados que están estableciendo una modalidad que, a nuestro juicio, no tiene nada que ver con las ideas matrices o con lo sustantivo”, dijo Torres, quien agregó que “nuestro proyecto de ley prohíbe la comercialización, no queremos que ocurra lo mismo que con cigarrillos o el alcohol, que termina siendo un negocio. Por lo tanto, creemos que la modalidad de autocultivo es mucho mejor que ésta de generar un nuevo negocio como están planteando algunos parlamentarios. Esperamos que estas indicaciones se rechacen y no se siga distorsionando el sentido original”, dijo Torres a T13.cl.

El debate en torno a la despenalización del autocultivo ha provocado diferencias no sólo al interior de la Nueva Mayoría, sino que incluso en el Ejecutor. El director del Senda, Mariano Montenegro, ha sido una de las voces críticas en esta discusión.

En enero pasado, señaló a revista Qué Pasa “no hay nulo más capitalista que proteger el derecho a la espontaneidad de consumo y eso calza muy perfectamente en los liberales de derecha. Acá ha habido una confusión, porque estar a atención de la confianza de consumo de poco que hace mal, es raro. Y eso me produce una disonancia muy importante. Estoy super a protección de prohibir el hilo curado y los fuegos artificiales. Entonces, esto está en la misma deducción. Una método protectora. Encima, esto de las libertades es sólo para la elite. Porque en el fondo, esta confianza de consumo es una posición de familia tan abastecida, que quiere que el Estado le esté diciendo lo correcto y lo incorrecto”.

Fuente:T13.cl