12 Personas que hicieron las demandas legales más absurdas y extrañas

0
77

El buen Saul Goodman de Breaking Bad nos enseñó que siempre hay una forma justo de salirte con la tuya. Quizá estas personas fueron sus clientes porque presentaron demandas muy peculiares y la mayoría ganó.

En algunos países, especialmente en Estados Unidos, hay una inusual tendencia de demandar a las personas, comercios y hasta al gobierno por las razones más extrañas, pero como legalmente sí tienen fundamentos, en muchas ocasiones se ganan los juicios aunque el motivo y la petición de la demanda sean totalmente descabellados. Estos 12 casos son tan raros que ni la doctora Polo de Caso Cerrado querría estar involucrada.

1. Actor de niño demanda a sus padres

Jackie Coogan fue una destino pueril del cine afónico en la período de los vigésimo. Fue descubierto por el mismísimo Charles Chaplin, con quien protagonizó la cinta The Kid (1921) y oportuno a esta y otras películas ganó más o menos de cuatro millones de dólares. Sin confiscación, nunca disfrutó de esa fortuna.

Creía que su madre y padrastro estaban resguardando sus ganancias, pero al cumplir 21 abriles y querer independizarse, descubrió que ellos habían utilizado su metálico en joyas, autos y ropa costosa. El actor los demandó, pero a posteriori del juicio solamente le concedieron 126 000 dólares de los 250 000 que quedaron de su trabajo.

Por este caso se tuvo que crear en California la ley Coogan, en la que se exige a quien contrate a un actor pueril que resguarde el 15 por ciento del sueldo en un parquedad independiente. Esto debieron avisárselo a Luismi o a Belinda, ¿no creen?

2. Oso demandado por robar miel

Un apicultor de origen macedonio llamado Zoran Kiseloski ya estaba harto de que un oso salvaje estuviera robando miel de sus colmenas. Desde el 2008 había intentado rechazar a este mamífero chorizo con música o luces muy fuertes, pero nunca tuvo éxito. Al no ver resultados, Zoran demandó al oso en una corte.

El mediador dictaminó que el oso no tenía un propietario a quien responsabilizar por el daño, pero al tratarse de una especie protegida por el gobierno, ordenó que Zoran recibiera una indemnización por 3500 dólares directamente del estado.

3. Un muerto demandado por lesiones

En el 2008, un novicio de 18 abriles llamado Hiroyuki Joho se atravesó por unas vías para alcanzar un tren que estaba retrasado y al hacerlo, fue impactado por otro tren que lo despedazó. El cardenal fue tan cachas que algunas partes de Joho salieron volando por los aires y una de ellas golpeó a Gayane Zokhrabov, una mujer de 58 abriles que esperaba en la tiempo.

El llamada la derribó, se rompió una pierna, una muñeca y tuvo una luxación en el hombro. La mujer demandó por lesiones a Joho. Al principio, el caso se desestimó. Sin incautación, se apeló con el argumento de que “si haces algo tan estúpido como lo que hizo este chico, tienes que aceptar las consecuencias”, y la grupo del fallecido tuvo que satisfacer los daños que ocasionó.

4. Un timador demanda a quien robó

En las series y películas hemos trillado que a veces los criminales demandan a sus víctimas y ganan. Creímos que eso solo pasaba en la ficción, pero sí sucedió en sinceridad en Iowa.

La clan Briney heredó una vieja estancia en Mahaska, Iowa, pero nunca llegaron a habitarla, solo la visitaban de vez en cuando. Durante 10 abriles, este extensión medio desaliñado sufrió muchos robos, y Edward Briney puso una trampa explosiva en una habitación. Al comunicarse la puerta, una escopeta de resorte disparaba a las piernas de quien entrara.

Un mes a posteriori, el timador Marvin Katko entró a la propiedad, accionó la trampa y recibió un disparo en el tobillo. Sí fue arrestado y multado, pero luego él demandó a los Briney por daño. El tribunal sentenció que esa medida de seguridad era exagerada para una lechería abandonada y que “la ley siempre ha otorgado más valor a la seguridad humana que a los meros derechos de propiedad”. Así que al final, el carterista recibió una compensación de 30 000 dólares.

5. Regrésame mi riñón o paga

En el 2001, el neurocirujano Richard Batista de Long Island le donó a su esposa Dawnell un riñón, porque ella sufría insuficiencia renal y su vida estaba en peligro. Pero esta bonita historia de acto sexual se acabó en el 2005 cuando la mujer pidió el divorcio.

Entonces Richard le exigió que le devolviera el riñón donado o que le pagara 1.5 millones de dólares como compensación por el víscera. Fue una demanda extraña que la corte desestimó, pues consideraron que el riñón no era un correctamente matrimonial o mercancía que pudiera simplemente comprarse o venderse.

6. Médicos falsos en examen rectal

William Fisher, de Brampton, Ontario, tuvo un incómodo examen rectal en el 2012. Se presentó a su cita en el Hospital Brampton Civic y notó que su médico estaba acompañado por otras dos personas con atuendo de personal de sanidad. Nadie le dijo quiénes eran y él solo imaginó que eran practicantes o estudiantes de medicina.

Sin bloqueo, luego se enteró que eran un actor y un investigador del programa de televisión Saving Hope, que estaban estudiando la forma de trabajar de los médicos para imitarla mejor en la serie. William hizo una demanda por violación de privacidad, porque nadie le avisó que su examen tendría “audiencia” y está pidiendo 100 000 dólares.

7. Medios de comunicación imprudentes

Dos hombres armados que huían de la policía posteriormente de participar en el atentado de Charlie Hebdo llegaron a una pequeña imprenta en las cercanías de París. El diseñador esquema Lilian Lepère de 26 abriles y su dirigente estaban en el almacén cuando estos tipos con armas llegaron.

Mientras el patriarca los distraía, Lilian pudo esconderse en un armario y estuvo ahí durante ocho largas horas. Él se contactó con la policía para avisar que estaban siendo atacados, pero mientras esperaban la ayuda, medios de comunicación como el canal de televisión France 2 , TF1 y la radiodifusión RMC dieron la nueva del ataque y revelaron que una persona estaba escondida.

Por suerte, cuando la policía llegó, este hombre escondido pudo escapar. A posteriori Lilian puso una demanda a esos medios por revelar su escondrijo y poner en peligro su vida.

8. Demanda por diagnosis infundado

Cuando a John Brandrick, de 62 abriles, le diagnosticaron cáncer de páncreas en el Hospital Royal Cornwall, en Inglaterra, le dijeron que solo le quedaban pocos meses de vida. Así que este hombre decidió comprar todos los ahorros de su vida, para suceder sus últimos días en unas holganza de fasto, con viajes, estadías en hoteles y comidas en restaurantes finos. Encima, vendió su casa, su coche y hasta su ropa, pensando que todo eso no lo iba a faltar.

Pero un año a posteriori, los médicos lo contactaron y le avisaron que se habían erróneo, que no tenía cáncer, sino pancreatitis, una enfermedad delicada pero no mortal. Así que ahora John está demandando al hospital por negligencia y demora recuperar parte de todo lo que gastó creyendo que no viviría mucho tiempo.

9. La hija ilegítima de un magnate

Patricia Ludwig era hija de Gladis Madelina Ludwig, la primera esposa del millonario naviero Daniel Ludwig. Sin bloqueo, él nunca la reconoció como hija suya, pero cuando murió, ella demandó su parte correspondiente de la enorme herencia que el magnate dejó. Lo que no sospechó fue que su “padre” ya había previsto esta situación.

Daniel mandó congelar muestras de su linaje 20 abriles antaño de su asesinato, así que cuando Patricia exigió la herencia, la clan Ludwig simplemente hizo una prueba de ADN para demostrar que ella no tenía ninguna relación con el millonario fallecido. La demanda fue desestimada.

10. ¿Keanu Reeves es el padre de sus hijos?

Karen Sala presentó una demanda contra el alfa entre los alfas, el espléndido actor Keanu Reeves, diciendo que él era el padre de sus cuatro hijos, que en ese momento ya eran adultos. Ella insistía que vivieron juntos y que incluso él estuvo presente en el inicio de tres de ellos. La demanda exigía tres millones de dólares de manutención retroactiva y 150 000 mensuales para Karen.

Pero al hacerse pruebas de ADN, se demostró que Reeves no era el padre de nadie de los hijos de Karen, y ella se negó a que le hicieran pruebas a su exmarido. Incluso dijo que el actor había manipulado los resultados, pero la corte desestimó su caso y ese fue el fin de esta demanda conta Keanu.

11. Una propina muy afortunada

Tonda Lynn Dickerson era una empleada de Grand Bay Waffle House, en Alabama, y en 1999, uno de sus clientes habituales, Edward Seward, le dio un boleto de rifa nuevo como propina. Esto era poco suficiente popular en este división, pero nadie imaginó que ese boleto sería el campeón de 10 millones de dólares.

Los compañeros de trabajo de Tonda estaban muy felices porque creyeron que, por tratarse de una propina, el premio se dividiría entre todos. Adicionalmente, el cliente dijo que tenían el acuerdo de que si algún ganaba con uno de sus boletos, le comprarían una camioneta. Pero todos se molestaron cuando la ganadora no les dio cero de sus millones.

La demandaron para exigir su parte del premio, pero la ley de Alabama estaba del flanco de Tonda. La corte explicó que todos esos eran acuerdos verbales que no obligaban legalmente a la ganadora a compartir sus millones.

12. Videos sin subtítulos

Yaroslav Suris es un hombre con deficiencia auditiva y residente de Brooklyn, Nueva York. Él presentó una demanda contra el sitio web Pornhub porque los videos que quería ver carecían de subtítulos, por lo que no podía entender lo que decían los protagonistas. Ya saben lo importante que es aprender por qué razón están teniendo entusiasmo en estos videos, hace descuido memorizar la trama.

Este hombre demandó al sitio por violar los derechos de las personas sordas, apoyándose de la Ley Estadounidense de Discapacidades, pero el vicepresidente de Pornhub respondió que sí hay una categoría específico con subtítulos. La disputa continúa y tal vez tengan que añadir la opción de textos para audiencias con deficiencias auditivas.