Abuelito de 96 años se titula con honores de la universidad en Filosofía e Historia

0
79

Nunca es tarde para instruirse, para cumplir nuestros sueños, y aunque crean que ya son viejos para comenzar un nuevo plan, historias como la del señor Giuseppe Paternò nos hacen darnos cuenta que la vida es solo un número y no un obstáculo.

Giuseppe es un hombre de 96 abriles de permanencia que acaba de titularse de la Universidad de Estudios de Palermo, en Sicilia, de la carrera de Historia y Humanidades; pero no solo eso, este tierno abuelito se graduó con honores. Ahora es un profesionista y el estudiante más longevo de Italia.

Don Giuseppe nació en 1923 en Sicilia, en una clan de escasos posibles, por lo que tuvo que trabajar desde muy pequeño para ayudar a su grupo a subsistir. A los siete abriles de vida ayudaba a su papá en una cervecería, a los catorce era ordenanza de un hotel y a los 31 comenzó a trabajar para la compañía de ferrocarriles de su país, donde prestó sus servicios durante 42 abriles antiguamente de jubilarse.

Ya retirado, y con tiempo de sobra quiso cumplir su más egregio sueño: cursar una carrera universitaria, eligiendo un nivel en Filosofía e Historia. Abriles de arduo esfuerzo fueron compensados, y a pesar de las dificultades y la fresco pandemia de coronavirus, el señor Giuseppe pudo defender su parecer en compañía de su grupo.

abuelito se gradua

El orgulloso abuelito recibió un diploma y una corona de recompensa que se entrega a los estudiantes italianos. La Universidad de Palermo, adicionalmente, presumió con orgullo en sus redes sociales los logros de su discípulo más envejecido, demostrando que cuando se quiere, se puede.

Por su parte, Giuseppe dijo que en un principio no estaba seguro de la audacia que tomó por temor a cómo lo tratarían sus maestros y compañeros. Sin confiscación, ahora agradece todo el apoyo de ellos, y alienta a la sociedad a no detenerse para cumplir sus metas.

¿Lo ven, varones? Si son de la raza que aún no ha terminado la disertación, o que sigue de año sabatino porque no sabe a qué dedicarse, tomen el ejemplo de este abuelito de 96 abriles.