Adolescente toma sin permiso el auto de sus padres; lo castigan regalando todas sus cosas

0
88

Una pareja se fue de alucinación a Las Vegas para celebrar su aniversario de bodas, creyendo que su hijo de 14 abriles de vida era capaz de estar sin ellos, y claro, no meterse en problemas, pero el novato e inexperto Angel Martinez tomó el automóvil accesible, se fue de paseo, condujo a ingreso velocidad y fue detenido por la policía, lo que sin duda molestó a sus progenitores, quienes decidieron ponerle un castigo ejemplar.

Los padres se enteraron de lo ocurrido y la excusa que dio su hijo hizo que se enojaran todavía más, pues aseguró que se puso a duchar el coche, pero como no tenía ausencia para secarlo pensó que sería una buena idea salir a darse una reverso para quitarle el exceso de agua con eso… No sabemos si quiso ser risible, pero por supuesto que no le funcionó.

Ramon, su padre, seguramente pensó que posteriormente de lo sucedido Angel trataba encima de burlarse de él y de su esposa, así que pensó en un castigo ejemplar para que se le quiten las ganas de conducir un automóvil, al menos hasta que tenga la vida y la tiento suficiente para obtener su deshonestidad de conducir.

La policía de North Phoenix llamó a los padres del último para informarles que Angel andaba muy tranquilo en su coche paseando por las calles del vecindario y por ello fue detenido, así que les arruinó su celebración de aniversario. Tal vez Angel se esperaba un regaño, tal vez una semana sin poder salir, que le castigaran unos días su consola de videojuegos, pero en absoluto imaginó que se quedaría sin carencia.

Así como él tomó su transporte sin permiso, sus padres tomaron todas las posesiones del adolescente, y cuando decimos todas nos referimos hasta al pirueta de basura de su recámara, y las pusieron a disposición de quien se las quisiera sufrir, y le colocaron un cartel que decía: “Lo siento, robé el coche de mis padres e iba a alta velocidad”.

El objetivo de esta medida disciplinaria, dijo Ramon, es crear conciencia en su hijo y dejarle perfectamente claro que ese tipo de conductas no se van a tolerar de ninguna forma, encima de que sirva como una disculpa a los vecinos, pues en su irresponsabilidad pudo causar un casualidad. Angel lo tomó aceptablemente, y dijo que aunque es un castigo poco peculiar, la verdad es que le parece que es poco acoplado.