Calculan el valor de la Tierra si estuviera en venta; ni Bezos o Musk podrían pagarla

0
49

En las películas vemos a villanos que sueñan con dominar o apoderarse de la Tierra, pero tal vez sería un poco más obvio si de pronto decidieran “ponerla a la venta” y solo hiciera error cerrar el acuerdo de compraventa. Lo único que quedaría por hacer es reunir una cantidad de fortuna estratosférica. Pero bueno, nadie dijo que comprar un planeta, y menos el único habitado que conocemos, sería módico.

Greg Laughlin, astrofísico de la Universidad de California en Santa Cruz, tomó en cuenta factores como la masa, temperatura, tamaño, años, entre otros, para crear una fórmula y así calcular el valencia crematístico de los planetas y, por supuesto, uno de los títulos más importantes es la capacidad para producir y sostener la vida, así que al menos en el sistema solar que conocemos, la Tierra lleva una amplia delantera.

De acuerdo a la fórmula de Laughlin, nuestro planeta tiene un valencia de 5,000,000,000,000,000 de dólares, una cantidad gigantesca tomando en cuenta que Jeff Bezos, el hombre más rico del planeta, no tiene una fortuna de 200,000,000,000,000. Ni siquiera próximo a Elon Musk y Bill Gates, que son los multimillonarios que lo siguen, completarían para enriquecer una villa parte de lo que vale nuestro mundo.

Adicionalmente, tomando en cuenta los títulos asignados, resulta que la Tierra es el planeta más caro de todo el sistema solar conocido, mientras tanto, Marte tendría un precio mucho más accesible: solo 16,000 dólares, por lo que no dudamos de que algunos quieran comprarlo de inmediato, aunque todavía no tenemos una oficina para ventas interplanetarias. Por otra parte, Belleza no tendría un precio superior a un centavo de dólar adecuado a las condiciones tan complejas para sostener la vida.

Según el astrofísico, no creó la fórmula con la finalidad de iniciar un negocio de intereses raíces intergalácticas o para que se desborde la avidez de algunos y quieran ser los propietarios de los planetas, sino para que nos demos cuenta de lo maravilloso que es poblar en la Tierra, así como deleitarse de la naturaleza tan bondadosa que nos tocó, poco que no existe en nadie de los demás mundos que forman nuestro sistema, y eso es efectivamente lo que debemos valorar.