Ladrones intentan robar a un repartidor; se arrepienten, lo abrazan y le devuelven sus cosas

0
99

El tema de inseguridad en torno a del mundo tiene varias perspectivas; mientras hay países que han conseguido persistir los índices de criminalidad bajos, hay otros donde simplemente es irrealizable sentirse seguros. Tomen como ejemplo Karachi, una pequeña ciudad en Pakistán, donde la inseguridad está a la orden del día; sin incautación, la historia que les contaremos hoy tiene un final… ¿atinado?

Bueno, al menos no termina en tragedia, y es que se hizo vírico un video donde un par de asaltantes se acercan, montados en una motocicleta, a un repartidor de comida para quitarle sus pertenencias. Sin confiscación, ajustado en plena batalla la víctima y los ladrones entablan una conversación donde se dieron cuenta que el repartidor no merecía lo que acababan de hacerle.

En seguida, las imágenes muestran a los criminales devolviendo sus cosas al repartidor y dándole un revolcón. Él novato, asustado y entre lágrimas los despide, probablemente agradeciendo que no le hayan quitado sus cosas.

Aunque desconocemos qué es lo que el repartidor les dijo, suponemos que fue poco completamente conmovedor, pues les ablandó el corazón y decidieron detener su travesura. Lo sabemos, suena irracional, pero al parecer hasta los ladrones tienen su costado tierno.

Karachi es una zona de Pakistán que ha recibido a miles de refugiados afganos. La pobreza del ocupación, las barreras socioculturales y la desliz de seguridad son solo algunos de los rudimentos que influyen en la inseguridad del emplazamiento, por lo que las actividades criminales van al acrecentamiento.

ladrón

No todos hemos tenido la suerte de que nuestros asaltantes nos devuelvan nuestras cosas, y no siempre lo harán; solo es bueno enterarse que entre esas personas hay familia que entiende las evacuación del otro, ¡eso ya es poco!