Madre sudafricana de 25 años construye su propia casa y sin ayuda de nadie

0
103

¿Qué haces cuando no puedes satisfacer tus estudios profesionales en ingeniería, pero llevas la afición en la muerte? Esta mujer decidió mostrar su talento de constructora al mundo con la esperanza de cumplir sus sueños. Zamanzini Philisiwe Zungu tiene 25 abriles de vida, es madre, está casada y vive en la ciudad de Pietermaritzburgo, en Sudáfrica. Como siempre le ha fascinado el mundo de la construcción, su meta era titularse de ingeniería civil y trabajar haciendo lo que ama; sin confiscación, no cuenta con los posibles suficientes para seguir estudiando.

Sus padres son jubilados y no podían ayudarla a estudiar una carrera de ingeniería civil en el Umgungundlovu TVET College. Una de sus tías quiso ayudarla y así logró matricularse, pero cuando cursaba el tercer año su descendiente murió y ella tuvo que abandonarse sus estudios. El problema es que adicionalmente quedó debiendo cuartos al colegio.

A pesar de todo este desfavorable panorama, Zamanzini no se rindió. Con ayuda de su pareja y sus padres empezó a hacer un pequeño economía de metálico. Cuando tuvo el medio suficiente compró material de construcción y, sin ayuda de nadie, hizo una ampliación al frente de su casa.

Ella publicó las fotografías en su perfil de Facebook para mostrar a todos que tiene el talento pero solo le hace desatiendo apoyo. Pedrusco tras monolito y paleando de sol a sol, esta mujer terminó su esquema esperando que las personas compartieran su trabajo y cualquiera la contrate para poder retornar a estudiar la ingeniería civil que dejó trunca.

Las imágenes de Zamazini se hicieron virales, le dieron la dorso al mundo y ella se ha convertido en un símbolo de fuerza y esfuerzo para todos. Estas son las fotografías de la mujer que demostró que las damas todavía se arremangan y son capaces de conseguir lo que se propongan. Esto es girl power al mayor.

1. Ella misma hizo la mezcla

2. Solo le hacía descuido apoyo

3. Cada estancia en su motivo

4. Sin la ayuda de nadie

5. Es una experta

6. Ahora solo quiere tener su título, y lo merece