Multiplicación de contagios en Lo Barnechea, Vitacura y Las Condes acerca a las comunas del sector oriente al umbral de la cuarentena

0
161

Si aceptablemente fueron las primeras en estar en cuarentena en la Región Metropolitana, una vez que les levantaron la medida, las comunas del sector oriente se han mantenido alejadas de lo que ha ocurrido en Santiago, Ñuñoa o Independencia, que estuvieron muchas semanas en confinamiento categórico para combatir el COVID-19. Por el otro flanco, comunas del sector poniente, como Maipú, no han tenido cuarentenas desde la aparición del coronavirus a Pimiento.

El Gobierno y el Servicio de Vigor, los encargados de decretar esta medida sanitaria, justifican su osadía tomando como indicador esencia la tasa de incidencia. Y a la momento, esta monograma en los sectores poniente y oriente no ha superado el entrada que asiduamente hace que una comuna entre en cuarentena. Pero, de acuerdo al nuevo crónica de Espacio Manifiesto, se están acercando peligrosamente a ese puertas, adaptado en semanas donde la demanda por servicios hospitalarios está llegando a niveles críticos, adecuado a la situación de las comunas que sí están en confinamiento.

De hecho, según el documentación, Ñuñoa, comuna que el pasado viernes salió de una extensa cuarentena de un mes y medio, estuvo a punto de duplicar los casos nuevos en la última semana. Y no es la única, ya que las cifras de contagios de la última semana adecuado a nivel comunal muestran que el número de contagios semanales viene creciendo a tasas muy altas. Así, por ejemplo, el número de casos durante la semana del 1 al 7 de mayo en 6 de las 9 comunas de estos sectores más que duplicaron los casos nuevos de la semana aludido.

Nuevos contagios por semana divididos por población (en cientos de miles).

Esto no solo ha sido cuestionado por Espacio Conocido, sino que el Consejo Asesor COVID-19 ya se lo ha listo incluso al Gobierno. El su última minuta, del pasado 10 de mayo, mostraron su preocupación por lo que ocurre en el sector oriente. “El resurgimiento de casos en comunas del área oriente debe ser evaluado con detención”, dice parte de la minuta, a la vez que todavía recomiendan “mantener el análisis diario de la situación epidemiológica y de la red asistencial y, de ser necesario, ampliar la cobertura de la contención comunitaria mientras no se reduzca la velocidad de la transmisión del brote en la Región”.

Adicionalmente, este fin de semana, otro referencia –primoroso por expertos en biología computacional y otras especialidades que forman parte de la Mesa de Datos COVID-19 y que de guisa independiente elaboran exploración para el Empleo de Ciencia– ya había ducho que había que decretar cuarentena en toda la Región Metropolitana, pero con distinto vehemencia en las comunas del sector oriente, las que evidenciaban un preocupante aumento en el número de contagios y en la velocidad en que estos se duplican.

Se trata de sectores que hasta hace unos días mostraban una prevalencia positiva, vale asegurar, que tenían una cantidad de personas infectadas inferior a 4 por cada 1o mil habitantes. Sin confiscación, las estadísticas de los últimos días reflejan que Las Condes, Providencia y Vitacura aumentaron notoriamente la cantidad de contagiados, por lo que pasaron a situación crítica, tal como todas las comunas del sector poniente de la hacienda. El referencia califica esto como “muy preocupante”.

Decretar cuarentenas en estas comunas serviría, a litigio del documentación de Espacio Manifiesto, para quitarle presión al sistema hospitalario –el que está a punto de colapsar– y para que las cuarentenas en otras comunas de la Región Metropolitana sean más efectivas. Encima, “si toda la ciudad entra en cuarentena, la medida generará cohesión social y favorecerá la gestión y la implementación del confinamiento”, como indican en el crónica.