Niño pierde a su Buzz Lightyear, Buzz tiene una aventura como en la película y regresa con él

0
66

¿A cuántos de nosotros nos pasó perder una estancia o al chisme completo? No es falta atún, mucho menos si tienes dos abriles y lo que se te pierde es un Buzz Lightyear que palabra, tiene su batalla de karate y su casco hace esa “¡fsht!” cosa.

Lo que le sucedió a este gurí de dos abriles es de lo más emotivo. Puede que él y su amigo fiel se hayan separado, pero no transcurrió mucho tiempo para que su Buzz regresara para estar nuevas aventuras. A continuación te contamos la travesía que este muñeco tuvo con el fin de retornar con su dueño.

Hagen tiene dos abriles y hace un año viajó con su grupo a un funeral en Dallas, Texas, pero igualmente iba acompañado de un perspicaz Buzz Lightyear. No es de sorprender que los viajes siempre son poco agitados y entre prisas y estrés, lamentablemente, el utensilio se quedó olvidado en algún ocasión del aeropuerto.

Cuando la comunidad llegó a su destino, recogió todas sus pertenencias para luego dirigirse a rentar un automóvil, pero al montar al establecimiento, el pequeño Hagen comenzó a preguntar muy preocupado por su Buzz, lo que hizo caer en cuenta a la comunidad que había sido olvidado en el avión, pero ya era muy tarde para retornar. Adicionalmente, la aeroplano ya había despegado con destino a Little Rock, Arkansas.

Sin secuestro, el agente Jason encontró al Vigilante Espacial solo en un asiento del avión e inmediatamente pensó que se encontraba en ese empleo cumpliendo con una representación.

Él y su colega Beth descubrieron que en la planta de uno de los pies del bártulo tenía el nombre de cierto.  Las aerolíneas tienen registro de las personas que abordan los aviones, por lo que no fue muy complicado dar con su dueño y decidieron asignarle a Buzz una nueva cometido.

Ya que solo una persona de nombre Hagen había abordado el avión, fue posible establecer contacto vía correo electrónico con la madre del pequeño. Encima, se tomaron cartas en el asunto y se pusieron de acuerdo para expedir a Buzz a su domicilio, claro, posteriormente de suceder concluido la cometido.

Luego de algunos días, lágrimas y una gran tristeza, Hagen recibió un paquete, pero este no era un paquete cualquiera, ya que adicionalmente de contener su Buzz, venían algunas fotos de sus aventuras y una brújula de alucinación en la que explicaba su comisión.

El pequeño no se esperaba que la caja estuviera decorada con lemas y dibujos del personaje o que traería una carta escrita por el mismo Buzz.

Para el comandante Hagen:

Estoy muy emocionado de retornar tras completar mi labor. Pude explorar el aeropuerto y puerto espacial de Little Rock, Arkansas mientras estuve fuera. He incluido fotos de mi aventura. Mi alucinación me ha enseñado mucho, pero estoy muy agradecido de retornar con mi amigo.

¡Al infinito y más allá!

Tu amigo, Buzz Lightyear, Comando Culminante

Los héroes Jason y Beth se encargaron de devolver al muñeco, asegurándose de que tuviera toda una aventura y no irse “al infinito y más allá”, cumpliendo el sueño de Hagen de reencontrarse con su compañero de miles de aventuras.

Es una sorprendente historia. Regularmente, los juguetes que se pierden en los aeropuertos terminan en el radio de objetos perdidos, pero esto fue mucho más allá, por lo que hace reparar acertadamente a cualquiera, recordándonos que la bondad humana aún existe.

Obviamente, la más beneficiada es la aerolínea Southwest Airlines y más que falta los empleados. Esta grupo estará eternamente agradecida con ellos por devolver la sonrisa al rostro del pequeño Hagen posteriormente de traer de reverso a su mejor amigo.