“No somos héroes ni mártires”: Confusam lamenta muerte de funcionaria de la salud y hace llamado a las autoridades para que doten de insumos que garanticen protección

0
114

Conmoción causo en la Confederación Doméstico de Funcionarios y Funcionarias de Vigor Municipal (Confusam) la homicidio por COVID-19 de la funcionaria del Área de Gorbea, Lorena Durán. La estructura sostuvo que esto es “un llamado de alerta para todas y todos las y los trabajadores de la salud en el país por cuanto es un testimonio dramático del riesgo a que estamos sometidos”.

Según informa 24 horas, con respecto al óbito, la Confusam señaló que los funcionarios de la sanidad están en un constante “riesgo que se ve agravado ante la permanente falta de EPP (equipos de protección personal)” y por la “carencia que es de responsabilidad tanto de las y los alcaldes, como del Gobierno”.

“Reiteramos en este contexto nuestra exigencia a las autoridades de dotar al personal de salud de los insumos necesarios para desempeñar nuestras funciones en condiciones de protección adecuadas a fin de evitar futuras muertes de trabajadores de salud”, precisó la agrupación.

Asimismo, le hicieron un llamado al Gobierno a que se preocupe por “entregar los recursos requeridos para cumplir nuestra tarea en condiciones de seguridad”.

“No somos héroes ni mártires, somos trabajadores de la salud pública comprometidos con nuestra función de servicio público”, concluyeron.

“Un llamado irresponsable y peligroso del Gobierno”

Con respecto a lo informado esta mañana por el Ministro de Lozanía, Jaime Mañalich, sobre el ofrecimiento de atenciones de patologías GES en la lozanía municipal, la Confusam calificó de “irresponsable y peligroso el llamado del Gobierno”.

“Es del caso recordar que las enfermedades contempladas en el programa GES constituyen cerca del 80% de las atenciones que la APS realiza en tiempos normales, demanda para la cual no se cuenta con los recursos necesarios dando lugar  a las Listas de Espera”, precisan.

En este sentido, agregan que “retomar atenciones GES implica aglomeraciones de usuarios en cada establecimiento que obviamente suponen un mayor riesgo de contagio tanto para la gente que concurre a atenderse, como para el personal”.