¿Nos influyen las opiniones de los demás? Cómo detectar comentarios o 'reviews' falsas en internet

0
61

Antiguamente de comprar un electrodoméstico, de reservar un hotel de ocio, de ir a tomar o cenar a un restaurante o de comprar productos de diferentes tipos es muy popular que se revisen las opiniones de otros usuarios respecto a ese producto o servicio que ya han utilizado. 

Tanto descifrar reseñas como escribir opiniones en internet es una ejercicio muy habitual por los usuarios, sobre todo, la primera de ellas, según la Organización de Consumidores y Usuarios, quien ha fabricado un estudio basado en encuestas a un total de 1.000 consumidores. 

De este modo, la OCU ha comprobado cómo se valoran las opiniones en internet y como influyen a los consumidores a la hora de decantarse por un servicio o producto. 

Los datos sobre las opiniones de los usuarios en internet

De todos los usuarios que han participando en la averiguación, 7 de cada 10 han publicado alguna vez en internet sus opiniones sobre su estancia en hoteles y alojamientos. Casi todos los encuestados han indicado que han sabio alguna vez opiniones de otros usuarios, sobre todo, cuando se trata de productos electrónicos, alojamientos o restaurantes. 

Encima, un 57% de los usuarios que escriben reseñas dicen que lo hacen tanto de forma positiva como negativa, un 22% solo si es una valoración positiva y un 21% si no quedó satisfecho. Por su parte, un 34% de los encuestados vieron como su reseña negativa fue rechazada.

“¿Has publicado reseñas online de un producto o servicio?”, preguntó la OCU a los usuarios. Estos son los porcentajes sobre los productos o servicios sobre los que estos usuarios han publicado sus opiniones: 

  • Grandes electrodomésticos: 46%
  • ​Pequeños electrodomésticos: 44%
  • ​Productos electrónicos: 54%
  • ​Hoteles: 73%
  • ​Restaurantes: 63%

Adicionalmente, a la pregunta “¿Has consultado valoraciones de…?”, los encuestados respondieron lo próximo: 

  • Grandes electrodomésticos: 89%
  • Pequeños electrodomésticos: 90%
  • Productos electrónicos: 94%
  • Hoteles: 95%
  • Restaurantes: 95%

Según el mismo estudio, casi la medio de los encuestados admiten que esas valoraciones de otros usuarios han pesado en sus decisiones, tal y como muestran los siguientes porcentajes: 

  • Grandes electrodomésticos: 24%
  • Pequeños electrodomésticos: 30%
  • Productos electrónicos: 41%
  • Hoteles: 48%
  • Restaurantes: 45%

Encima, sobre los aspectos que más se tienen en cuenta de estas opiniones que hacen los usuarios en internet, la OCU ha notable que lo que más peso tiene es la valoración completo, las famosas “estrellas”, pero menos usuarios reparan en la cantidad total de comentarios, ya que no es lo mismo una buena valoración con 50 reseñas positivas, que una con solo 5.

Sobre estas opiniones, que no dejan de ser una opinión subjetiva y que no pueden sustituir a una valoración técnica u objetiva, esto es a lo que más atención prestan los consumidores:  

  1. Valoración media integral (el número de estrellas, por ejemplo).
  2. Que los comentarios o valoraciones fueran de usuarios experimentados o compradores verificados.
  3. La momento de los comentarios o valoraciones (por ejemplo, no demasiado antigua).
  4. La cantidad de valoraciones positivas o comentarios muy positivos.
  5. Número total de comentarios o valoraciones.
  6. Que se incluyan fotos y vídeos.
  7. La cantidad o proporción de comentarios o valoraciones negativos.
  8. Las reacciones del comerciante o prestador del servicio cerca de los comentarios o valoraciones.
  9. Cuna de las personas que hacen los comentarios.

Cómo detectar comentarios o ‘reviews’ falsas

Según la OCU, en algunas webs de compras online, como Amazon o Trip Advisor, es muy popular encontrar reseñas u opiniones falsas. Muchos de los encuestados han sospechado alguna vez de que las opiniones que han manido sobre hoteles, restaurantes u productos no son auténticas.

Así, la OCU da una serie de consejos para tratar de identificar los comentarios o reseñas falsas en internet. Hay que desconfiar si… 

  1. El producto tiene comentarios sin “compra verificada”. Ni siquiera se tiene la certeza de que quien está opinando ha adquirido o contratado el producto.
  2. Hay muchos comentarios de usuarios anónimos o con nombres enrevesados, con textos mal escritos o mal redactados.
  3. Las opiniones incluyen muchas fotos, incluso vídeos. ¿Tan contento está el adjudicatario como para asignar ese esfuerzo?
  4. Las opiniones más positivas son las más antiguas.
  5. Hay muchísimas valoraciones muy positivas… y otras tantas muy negativas.
  6. Hay muchos comentarios vagos, inconcretos, que no dan detalles de la experiencia.
  7. Las valoraciones contienen exhaustivas descripciones técnicas, sin dar información útil sobre la experiencia y repiten insistentemente el nombre completo del producto.
  8. Quienes opinan sobre ese producto o servicio lo hacen mucho y siempre en positivo, de forma obsequiosa o criticando a la competencia

En esos casos, la recomendación es que se revisen los perfiles del sucesor que opina y comprobar si opinan adicionalmente sobre productos o servicios poco conocidos, procedentes del mercado chino, si sus opiniones son siempre extremas, etc. En esos casos, no te lo creas.