Perdió su empleo por la pandemia y ahora corta el césped gratis a abuelitos

0
109

La pandemia de Covid-19 y la cuarentena obligatoria por la que todo el mundo tuvo que advenir ha dejado en la sociedad más cosas malas que buenas. Sin confiscación, a pesar del panorama desalentador, hay historias como la de Brian Schwartz que nos hacen reponerse la fe en este mundo y en los humanos.

Brian, un hombre de 39 abriles que reside en Nueva Suéter, Estados Unidos, pasó por un mal rato al inicio de la pandemia. Él, como muchas otras personas, fue despedido de su puesto como ejecutor de publicidad para la empresa en la que trabajaba. Schwartz asegura deber estado comprometido al cien por ciento con esa compañía, e incluso laboraba largas horas extra para ellos, por lo que le sorprendió un poco que lo dejaran ir acoplado cuando comenzó la contingencia sanitaria.

Pero este hombre no se dejó caer y, allí de rendirse delante la adversidad, se le ocurrió una idea con la cual podría ayudarse él y ayudar a la comunidad. Con su difunto antepasado en mente, Brian comenzó a cortar de forma gratuita el césped de los jardines de los veteranos de conflagración, pues sabe que muchos de ellos evitan salir de sus casas para no contagiarse de Covid-19.

Schwartz decidió que con el tiempo atrevido que tenía ahora podría ayudar a los ancianos de su vecindario, y así fundó I Want To Mow Your Lawn, que en castellano se traduciría a poco como “Quiero podar tu césped”. Como ya se mencionó, se trata de un servicio gratis que ofrece a los residentes de 65 abriles de perduración en delante en cuatro condados de Nueva Suéter. Brian no acepta propinas ni un salario, pero su campaña recibe donaciones para poder costearse el costo de la gasolina y del equipo que utiliza.

Brian Schwartz

Lo mejor es que algunos de sus amigos y otras personas que fueron despedidos como él han seguido sus pasos y han comenzado a hacer floricultura en otras partes de la ciudad, lo que hace que su movimiento crezca y llegue a más personas. “Simplemente amo a los abuelos. Solo puedo imaginar el estrés por el que están pasando ahora, y me di cuenta de que muchos de ellos tienen ingresos fijos, así que pensé que esta sería una buena forma de ayudarlos”, dijo el hombre.

Brian quiere ser un ejemplo positivo en el mundo, demostrando que las pequeñas acciones cuentan y son completamente satisfactorias. Él dilación que la pandemia acabe pronto y así planear su subsiguiente esquema profesional. Eso sí, no piensa dejar de flanco esta increíble propuesta que lo ha hecho tan oportuno en momentos tan difíciles como los que estamos viviendo. Un aplauso para este hombre.

aplausos