Veterano pierde una pierna en batalla y aún así puede levantar 125 kilos de peso muerto

0
250

En el mundo existe gentío extraordinaria, y no hablo de las personas que son ricas en materia, sino de las que con poco logran cosas excepcionales.

Aquí en La Monitor hemos manido familia con una fuerza extraordinaria, fisicoculturistas que ponen a prueba su cuerpo y levantan muchísimo peso. Pero hoy no hablaremos de ellos, sino de este experimentado que perdió su pierna en combate y no dejó que eso lo afectara, no señor, de hecho este hombre es tan resistente que logra alzar 125 kilos, así, con una pierna. ¿Cuál es tu excusa?

Su nombre es Jay Fein, y sirvió a la armada de los Estados Unidos hace 10 abriles, hasta que fue seriamente herido en una representación. Su herida fue tan crítica que no había otra opción, su pierna debía ser amputada.

A pesar de contar con una sola pierna, Jay no se detuvo y salió delante, demostrando a todos que los obstáculos nos los ponemos nosotros mismos. Ahora Jay es hábil para empuñar peso muerto y lo hace con el poder y cálculo que le proporciona su única pierna, poco verdaderamente impresionante.

veterano

El hombre ha participado en muchas competiciones de sedición de mancuerna en Texas, donde ha dejado en claro que los obstáculos que esta vida le ha presentado no lo amedrentarán. Este video es el ejemplo consumado.

Posteriormente de tomar música profundamente, Jay se agacha y levanta 125 kilos en un ‘barbell clean’ con una sola pierna, si eso no les impresiona yo no sé que lo hará.

Al respecto, Jay se siente emocionado y motivado, y declaró:

“Un día, hace aproximadamente un año, comencé a edificar peso con una pierna porque nunca había eminente peso antaño y descubrí que tengo una tiento natural de fuerza. Hoy levanté 125 kilos y me llevó casi 6 meses presentarse a este punto, pero estoy trabajando para poder rebelar 136 kilos o más algún día, y casi lo logro.

veterano2

Esperemos que un poquito de esta motivación se nos pegue al acertar su historia. Así que ya lo saben, no hay excusa que valga.