10 Personas que encontraron valiosos objetos dejados por los antiguos dueños de su casa

0
86

Cuando te mudas a una casa que ya tenía muchos abriles abandonada, esperas encontrar cosas desagradables como goteras, sabandijas, paredes deterioradas o tuberías inservibles. Pero igualmente existen increíbles excepciones.

Estas 10 personas compraron una casa antigua y al originarse a hacer reparaciones, modificaciones o explorar las habitaciones se dieron cuenta de que la fortuna les había sonreído porque los anteriores dueños habían dejado objetos muy interesantes y costosos e incluso con un gran valencia histórico.

1. Dólares en cajas de municiones

Josh Ferrin compró una casa en Utah, Estados Unidos y cuando estaba haciendo modificaciones en el cochera para tener un motivo donde colgar sus herramientas vio un panel con llegada en el techo, por lo que subió a investigar. Ahí encontró ocho cajas de municiones polvorientas que no contenían balas, sino 40,000 dólares en billetes de un dólar.

Él y su esposa tardaron más de tres horas en contar todo el peculio y al final decidieron hacer lo correcto: devolver el capital a su dueño permitido. Como el antecedente morador de la casa había muerto, le entregaron las bolsas de patrimonio a sus hijos, quienes ignoraban que su padre tenía esos grandes ahorros.

2. El Monopoly de adultos

Un hombre llamado Newel quiso cambiar la esterilla de su habitación y al levantarla se dio cuenta de que en el pavimento del cuarto estaba pintado un tablero gigantesco de Monopoly, que databa de la término de los treinta. Era una interpretación adulta del entretenimiento, pues había siluetas de mujeres desnudas en el tablero.

3. El Van Gogh perdido

Un noruego llamado Christian Nicolai era el dueño de esta pintura, que compró en 1908 y trató de traicionar asegurando que era obra de Vincent Van Gogh, pero nadie le creyó porque no tenía firma. Fastidiado, la arrumbó en su ático y ahí se quedó por muchos abriles.

Sin requisa, en el 2013 algún la descubrió y colocó conexo a otras obras para ser vendida. Entonces los expertos se dieron cuenta de que era una auténtica obra del pintor holandés. Fue titulada Atardecer en Montmajour y fecharon su creación en 1888.

4. La fortuna del zar en una estatuilla

Esta pequeña estatuilla está adornada con oro y diamantes, y zafiros en los luceros. Se sabe que solo existen 50 en el mundo y esta en particular fue un legado del zar Nicolás II a su esposa en 1912. Pero en 1934 fue comprada por George Davis a un precio de 2,250 dólares.

Estuvo abandonada en el ático de Davis y cuando falleció, sus descendientes la encontraron en la casa. Al darse cuenta de lo que era, la pusieron a la saldo y con ella ganaron 5.2 millones de dólares.

5. Hueso de un mamut

En el 2010 una clan estaba jugando en el patio trasero de su casa y uno de los niños encontró un objeto extraño sobresaliendo de la tierra. Creyó que era una pelota, pero al querer sacarla se dio cuenta de que era poco enorme. El papá empezó a excavar y desenterró este gran hueso.

Un museo de historia natural lo investigó y concluyó que era el fémur de un mamut lanoso y que se remontaba hasta la Antigüedad de Hielo. Asimismo lograron desenterrar otros huesos y costillas con más de 12,000 abriles de caducidad en ese mismo patio.

6. La espada del pozo

Una pareja se mudó a una antigua casa en Plymouth y se dio cuenta de que en la sala había una extraña hendidura. El señor Steer quería enterarse qué había ahí, pero su esposa le dijo que lo dejara como estaba porque los niños podían caer en el agujero. 24 abriles a posteriori, ya sin hijos en casa, este hombre empezó a cavar.

Descubrió que se trataba de un pozo rellenado, que databa del siglo XVI, que marca el fin de la época medieval, y adentro de este encontró una especie de espada hecha con varios trozos de metal.

7. Iglesia clandestina

Una pareja encontró una rendija extraña en la casa que acababan de comprar, pero tardaron tres abriles en animarse a abrirla y descender por ella para examinar qué había debajo. Descubrieron un espacio ancho con un arcón añejo, cruces, periódicos y botellas viejas. Se trataba de una capilla pequeña del siglo XVIII.

8. Una cocina victoriana

Archie Graham y su esposa Philippa sabían que el sótano de su casa había sido un refugio durante la Segunda Conflagración Mundial, así que prefirieron no desmontar a explorarlo. En el 2013 decidieron que ya era tiempo de renovar la casa y bajaron al sótano.

Detrás de muchos cacharros y trastes viejos, descubrieron una cocina completa de la época victoriana, con utensilios, un armario y hasta un obra de recetas de 1911. Se cree que esta cocina data de 1830.

9. Un trago añejo para desear

Cuando una pareja de Phoenix, Arizona compró su casa, encontró el código de una caja musculoso colgado en la parte trasera de una dispensario. Guardaron el código por si tal vez y en el 2015 descubrieron que bajo las tablas de la cocina había una caja esforzado que se abrió con esa esencia.

En el interior encontraron 51,080 dólares en billetes de 100, una plástico de bingo, un convexidad del texto Una prontuario para los perplejos escrita por Ernst Friedrich Schumacher y una botella de bourbon de 1960. Seguramente quedaron perplejos con este descubrimiento.

10. Mayas en la cocina

En el 2005 Lucas Asicona comenzó a remodelar la cocina de su casa colonial en Chajul, Guatemala, pero cuando empezó a quitar el yeso de las paredes se dio cuenta de que había un mural maya.

Los expertos acudieron a su cocina y dijeron que este mural representaba la citación Danza de la Conquista y que se remontaba aproximadamente al año 1650.