Puso un fondo virtual porque iba conduciendo mientras estaba en Zoom y no le salió el truco

0
56

Cuando se trata de escándalos mediáticos, las celebridades y los políticos siempre se llevan los lugares de honor, poco que es natural, pues los reflectores están sobre ellos. Adicionalmente, en ocasiones no son tan listos para hacer las cosas, como veremos en el caso de Andrew Brenner, senador del estado de Ohio, quien quiso engañar a todos en una reunión de Teleobjetivo, ya que puso un fondo posible para que no se dieran cuenta de que en verdad estaba conduciendo su automóvil.

El senador puso un fondo como si estuviera en su oficina, pero en verdad iba en su coche, pues se le olvidó que traía puesto el cinturón de seguridad. Su intento de engañar a los miembros de la Asamblea de Control de Ohio falló, ya que era evidente que no estaba en la oficina. No entendemos totalmente por qué lo hizo si la reunión solo duró 13 minutos. Adicionalmente, esto no merecía una condena, siempre y cuando el automóvil no estuviera en movimiento.

Para tratar de disimular todavía más, constantemente apagaba su cámara y en uno de esos momentos se puede ver cómo trata de acomodar de nuevo el fondo potencial que estaba utilizando. Adicionalmente, este tipo de fondos no son tan buenos, así que se mueven y en definitiva no pueden engañar a nadie, lo que desató las burlas con destino a el senador y igualmente muchas críticas por esta acto.

Nadie de sus compañeros hizo algún comentario al respecto, aunque al menos una de ellas comienza a sonreír delante la ridícula panorama, pues al final hubiera sido todo más sencillo si solamente hubiera aceptado que estaba en el transporte, cosa que hizo, pero hasta a posteriori de que a través de medios de comunicación y redes sociales fuera cuestionado. Ahí sí ya no tuvo más remedio que departir al respecto.

No estaba distraído. Estaba prestando atención a la conducción y escuchando. Tuve dos reuniones consecutivas en lugares separados. De hecho, he estado en otras llamadas, numerosas, mientras conducía, llamadas telefónicas en su longevo parte, aunque en las videollamadas, no estoy prestando atención al video. Para mí, es como una señal telefónica.

-Andrew Brenner

Las críticas no han faltado, pues se supone que los políticos son quienes deben poner el ejemplo de un buen comportamiento y estar conduciendo mientras se atiende una videollamada no es poco que debamos hacer, porque sabemos que la mayoría de los accidentes que suceden tiene que ver con descuidos que se pudieron evitar, como ir al irresoluto del teléfono. Veremos si hay alguna correctivo para Brenner y, claro, si vuelve a poner algún fondo en una reunión en Teleobjetivo.