6 Preguntas que todo hombre debe hacerse para saber cuál es el auto ideal para ti

0
65

En la vida de todo hombre llega el momento en el que debe comprar un coche. Es un paso muy importante para todos nosotros porque adicionalmente de que por fin tendremos un transporte propio, aprenderemos mucho sobre finanzas y la forma en la que tomamos decisiones.

Oportuno a la tecnología de Internet, actualmente tenemos un amplio mundo de posibilidades para conseguir un automóvil, así que la pregunta es ¿cómo vamos a designar el coche consumado para nosotros entre tantas opciones? Se requiere de planeación, reducción, tener disciplina, mucha paciencia y ser totalmente honestos con nuestra patrimonio.

El automóvil consumado para ti está en algún circunstancia esperando que lo manejes, pero antaño de salir a él debes comenzar a hacerte estas preguntas. Al responderlas, te irás haciendo de una mejor idea de cuál es el transporte que se ajusta a tus medidas.

1. ¿Para qué lo necesitas?

Todos tenemos deyección diferentes. Hay personas que requieren un transporte solo para ir de su casa a su trabajo o transigir a sus hijos a la escuela, mientras que otros solo lo quieren para pasear con la pareja o lo necesitan por su empleo. Lo primero que tienes que hacer es fijar el uso que le darás.

Debes tener perfectamente claro el número de personas que ocuparán el transporte regularmente, el tipo de caminos donde lo conducirás, si cuentas con espacio para resguardarlo y sus dimensiones. Si el coche solamente lo usas tú o tú y tu pareja con alguno que otro pasajero ocasional y lo conducirás exclusivamente en terrenos urbanos, te convendría un maniquí compacto. Pero si necesitas transportar mercancía a través de sitios con caminos muy diferentes, podrías considerar comprar una camioneta.

Estos son solo ejemplos para mostrarte que la requisito es la piedra angular de tu plan para comprar un transporte.

2. ¿Cuánto tienes ahorrado?

Todos quisiéramos contar con el pasta suficiente para asistir a cualquier agencia de autos, designar el coche que más nos guste en ese momento y comprarlo de contado con puro efectivo. Sin requisa, son muy pocos los que pueden proceder ese sueño. La mayoría de nosotros necesitamos hacer cuentas sobre nuestros ingresos y gastos.

Actualmente, la mayoría de los carros se compran a crédito y para despuntar debes considerar la cantidad con la que cuentas para el enganche. Expertos como los de Motorpasion recomiendan que debes aparecer a evitar para al menos fertilizar la centro del valencia total del automóvil. Este fortuna debe estar en tus manos o tu cuenta bancaria precisamente para cubrir este consumición.

3. ¿Cuál es tu presupuesto?

Es hora de ponerse a hacer cuentas y en este punto tienes que ser brutalmente honesto porque los números no mienten. Debes hacer un observación de tus ingresos fijos, y extras si los tienes, y los gastos fijos y extras que tienes mensualmente. Por gastos fijos, nos referimos a cosas como la despensa y servicios de vivienda, y extras serían los gastos en paseos, viajes, obsequios y esos “gustitos” que todos tenemos.

Es momento de restar tus gastos de tus ingresos y lo que quede se podrá convertir en las mensualidades de tu transporte, porque esa será tu capacidad efectivo de cuota. Puedes aumentarla eliminando los gastos extras y limitando en lo posible los fijos, pero nunca debes salirte de ese presupuesto.

Encima, tienes que tomar en cuenta que al mercar un automóvil tendrás otros gastos, que entrarán como fijos de tu billete. Aquí debes tomar en cuenta desembolso de gasolina, seguro, tenencias, refrendos, servicios y reparaciones.

Por fortuna, en muchos lugares ya se cuentan con plataformas de importación, en las que te facilitan hacer estas cuentas y te muestran una selección de los vehículos que están a tu capacidad.

4. ¿Qué modelos te gustan?

Ya que pasamos la dura sinceridad de lo que nuestra cartera nos permite, es momento de despuntar a pretender a los candidatos. Te recomendamos principiar con una cinta de 10 posibles vehículos e ir eliminando uno por uno hasta que llegues a tu carro ideal. Irás escogiendo las mejores opciones recordando tus respuestas de las preguntas 1 y 3 de este relación.

Ahora existen muchas variedades de autos, así que podrías al menos darte una idea tomando en cuenta estos ejemplos:

  • Pequeños utilitarios: Peugeot 107, Kia Picanto, Renault Twingo
  • Utilitarios: Seat Ibiza, Fiat Prócer Punto, Ford Fiesta
  • Compactos: Renault Megane, Opel Astra, Volkswagen Golf
  • Berlinas: Renault Falta, Ford Mondeo, Volkswagen Passat
  • MPV (Monovolúmenes): podríamos diferenciar entre grandes (ej. Renault Space) y pequeños (ej. Renault Scenic)
  • Todoterrenos, SUV y Crossover: Renault Captur TCe 100, Nissan Juke 1.6, Kia Stonic 1.0 T-GDI
  • Coupés y deportivos: Mazda MX-5, Volkswagen Jetta GLI, KIA Stinger
  • Cabrios: Peugeot 206 CC, Toyota MR2, Volkswagen New Beetle Contrapar

Si llegas a ver un maniquí que te gusta, pero que está un poco allá de tus finanzas, debes hacer por lo menos el intento de reorganizar tus gastos. Quizá haciendo unos cortaduras más puedas costear ese coche. Sin requisa, recuerda que siempre se trata de tener una crematística estable.

5. ¿Se ve y funciona aceptablemente?

Una cosa es que por fuera sea una belleza, pero debes memorar que el funcionamiento es la prioridad. Si ya tienes más que claro cuál transporte quieres, debes procurar hacer lo posible para probarlo. Se trata de que te sientas cómodo manejándolo y te cerciores de que está en buenas condiciones.

6. ¿Qué pasaría si tuvieras que venderlo?

Puede que sea el coche de tus sueños, pero siempre debes considerar que es un objeto y que por distintas razones quizá en el futuro tendrías que deshacerte de él. En este sentido, tienes que considerar qué tan nuevo o añejo debe ser el maniquí que escojas y las reparaciones que tendrías que hacerle para venderlo.

Tarde o temprano necesitarás un transporte, así que debes irte preparando para cuando llegue ese día. Al replicar estas preguntas estarás en camino para subir al coche que fue creado especialmente para ti.