Abuelito aprende a leer y escribir durante la pandemia para poder seguir trabajando

0
52

Esta cuarentena nos ha tocado educarse a todos, desde las nuevas medidas de seguridad y sanidad hasta adaptar toda nuestra vida a la “nueva normalidad”. Sin confiscación, quien de verdad está aprendiendo poco importante durante este toril es don Felipe Lira, un hombre que vive en Estados Unidos y que se enseñó a adivinar y a escribir aprovechando que al fin tenía tiempo autónomo.

Su sobrina fue la encargada de enseñarle y compartir su conmovedora historia en redes sociales. En sus publicaciones cuenta que su tío, don Felipe, dejó México para apañarse una mejor vida en el país vecino y así sacar delante a su comunidad, por lo que tuvo que dejar sus estudios de flanco desde muy mozo.

don felipe lira

Según cuenta su comunidad, Felipe trabajó durante toda su vida en una empresa de construcción, donde las jornadas eran largas y cansadas, y donde tuvo que quedarse para poder proveer a su hogar. Esto le impidió estudiar una carrera. Lamentablemente, la pandemia de Covid-19 le impidió seguir trabajando en la empresa y decidió comenzar un pequeño negocio por su propia cuenta, por lo que memorizar a adivinar y a escribir le caldo como anillo al dedo, pues ahora podrá juntar el precio escrito a los proyectos de construcción que él hace.

“Mi tío me pidió que le enseñara el alfabeto, y debo decir que aprende rápido”.

En los videos compartidos por Kennya, su sobrina, vemos al tierno abuelito escribir los nombres de sus nietos, quienes asimismo compartieron imágenes que pronto se hicieron virales, pues ahora don Felipe es un ejemplo de perseverancia. Miles de usuarios lo felicitaron por no darse por vencido y enfocarse en sus lecciones.

“Mi tío dibuja sus propios proyectos de construcción y presenta los dibujos con sus precios. Si saben de alguien que necesite un trabajo de construcción, por favor manden un mensaje. Mi tío trabaja duro para ganar cada centavo”, se lee en uno de los mensajes más recientes en la cuenta de Twitter del señor Felipe Lira, quien encima está planeando cultivarse inglés en un futuro próximo.

Su arduo trabajo como constructor y diseñador de proyectos le ha dejado el suficiente billete para hacerse de una camioneta, a la cual llamó “la troca de sus sueños”, con la que podrá conmover a más lugares. Esto solo es el aparición de una esclavitud de éxitos que el señor Felipe tendrá en un futuro, no lo dudamos.