Alguien restauró una misteriosa estatua de Sonic en Japón y la dejaron como nueva

0
228

Japón es un país extraño, por lo que no es de sorprender que en medio de uno de sus bosques exista una enigmática estatua, completamente descontextualizada, de Sonic The Hedgehog montado sobre una tabla de snowboard. Esta misteriosa figura lleva ahí desde hace más de 10 abriles y se sabe que pertenecía a SegaWorld, una prisión de arcadias de Sega Corporation que fueron renovadas a mediados de 2002.

Durante la renovación, esta estatua de Sonic se subastó y pasó a ser propiedad del señor Kaedo, un hombre que vive montaña en lo alto y usó la figura para ayudar a sus visitantes a encontrar fácilmente el camino a su casa.

La enorme estatua se encuentra en la región montañosa de la prefectura de Mie, a unos 90 minutos al este de Osaka, y carece de cualquier marca, placa o explicación; pero, como les decía, se ha vuelto un punto turístico popular para los fanáticos de Sonic y de Sega, quienes se toman la foto al costado del querido personaje, que se halla a la intemperie todo el día y el año, razón por la cual la figura comenzó a deteriorarse y opacarse con el paso del tiempo, e incluso perdió parte de su trompa.

Sin confiscación, a principios de esta semana la estatua apareció completamente renovada y reluciente, como lo podemos ver en esta imagen compartida en Twitter. Aquí podemos apreciar que la figura fue pulida y repintada, y ahora sí tiene napias. Aún no se sabe quién está detrás de la restauración de Sonic, pero se agradece el increíble visaje.

Distintos medios de comunicación contactaron a los representantes de Sega para preguntar si había sido la compañía la “culpable” de esta restauración, pero dijeron que no tenían idea de lo que se les hablaba. Se cree que el señor Kaedo se encargó de la reparación, pero siquiera se ha confirmado.

Haya sido como haya sido, esperamos que esta vez dure en pie por más tiempo, pues en cuanto acabe la pandemia de Covid-19 es seguro que turistas de todo el mundo querrán presentarse la icónica estatua de Sonic en medio del bosque, y si yo fuera el señor Kaedo ya estaría cobrando por cada foto tomada al pie del amable personaje.