Hombre colecciona los autos que salieron en la saga de ‘Rápidos y Furiosos’

0
49

Si te emocionas comprando los Hot Wheels de la tirada de Rápido y Furioso, imagínate que pudieras comprar los automóviles que viste en la dinastía y poder conducirlos… Te volverías lunático, tal y como le sucedió a Jorge Acosta, quien es el poseedor más noble de estos vehículos en el mundo y ya tiene más que el propio Toretto. Vamos a conocer su impresionante colección, pero controla tu envidia.

Desde que vio la primera película, Jorge se convirtió en un apasionado seguidor de la dinastía y empezó a coleccionar estos vehículos. A posteriori de comprar el primero, quiso el segundo, el tercero y así sucesivamente, aunque ha dicho que su intención nunca fue tener la colección más ínclito del mundo, ahora tiene 24 y lo mejor es que él mismo trabaja en cada maniquí para dejarlo idéntico al que aparece en los filmes, incluido el Mitsubishi Decadencia color verde que usaba Paul Walker y que es su preferido.

Jorge vive en Edmonton, Canadá y ahí mismo ha trabajado algunos de sus vehículos desde cero, otros los ha comprado y les ha hecho leves modificaciones, incluso ha comprado algunos en Japón, a los que no es necesario modificar. Como te podrás imaginar esto no es cero de ocasión, aunque para satisfacer todos esos gastos operación otros autos que modifica, hace réplicas y luego los vende a buen precio.

Entre sus vehículos tiene el Nissan Skyline R34 GT-R Bayside Blue, un Skyline GT-R plateado y cerúleo, el Dodge Charger de Toretto y el Supra que manejaba Paul Walker, entre otros. Actualmente tiene 24, pero retraso ampliar su colección hasta 35, para incluir modelos como el Toyota Supra 2020 que aparecerá en la subsiguiente película, así como el Honda S2000 color rosa que vimos en el segundo filme.

Como es probable que la dinastía todavía continúe por un tiempo más, entonces la colección tendrá que seguir aumentado, lo que para Jorge es una buena comunicado, ya que seguro se pasa horas cuidando cada detalle para que luzcan como los de sus películas favoritas y sentirse como el protagonista de estas al conducirlos. Una colección que incluso los actores de estas películas quisieran tener.