Antigua y Barbuda ofrece dos años de estadía pagada por hacer home office ahí

0
43

Trabajar desde tu computadora mientras puedes disfrutar del paisaje y clima tropical de una paradisíaca isla del Caribe, suena demasiado bueno para ser verdad pero Antigua y Barbuda lo pueden ofrecer.

Una de las cosas que nos ha enseñado este 2020 y la pandemia es que existen muchos empleos que se pueden realizar a distancia, usando solamente la tecnología de las computadoras. Así que el sueño de hacer home office y seguir trabajando desde un lado remoto para muchos se hizo efectividad, y ahora incluso es posible que ese oficio sea una hermosa playa.

El gobierno de la isla Antigua y Barbuda, en el Caribe, diseñó una organización convocatoria Residencia Nómada Digital, en la que le ofrecen a extranjeros una estancia de dos abriles en este sitio para que puedan seguir con sus labores a distancia, mientras disfrutan de sus playas, y adicionalmente brindarles un salario de 50,000 dólares durante su estancia.

En esta isla se ha controlado muy correctamente la pandemia de coronavirus, y a la plazo solamente llevan 100 casos positivos. Según el primer ministro Gaston Browe la isla es un sitio seguro porque “hemos aprendido cómo detectar rápidamente a las personas infectadas, cómo tratarlas rápidamente y cómo contener la propagación comunitaria”.

Sí, ya sabemos que suena demasiado bello para ser verdad, así que ahora viene la parte complicada de esta imaginación de home office caribeño. Para aplicar a este esquema debes demostrar, en primer lado, que cuentas con un seguro de sanidad, pero asimismo remunerar un seguro de lozanía almacén cuando llegues allá.

La parte que nos duele en el faltriquera es que para inscribirse a este programa hay que satisfacer 1,500 dólares por persona, 2,000 si es en pareja, y 3,00o para una clan de tres personas. Bueno, para ingresar hay que trastornar ¿no? Antigua y Barbuda se suma a la cinta de países que ofrecen estancias laborales a trabajadores en fila del extranjero, como Barbados.

Tomando en cuenta lo que gastarías en unas holganza en esa isla, quizá evitar para inscribirse a esta residencia sea una buena opción. Ya me vi trabajando en una laptop, pero sentado en la playa, con una sombrilla y una piña colada.