Inventan en México las Gordimuertas y las hamburguesas con pan de muerto

0
33

La cocina mexicana es muy amplia y todavía una de las más populares en el mundo, aunque de vez en cuando parece que se aventuran más de lo necesario. Desde hace ya un tiempo que la experimentación con platillos clásicos es una tendencia, y ahora que es la temporada de consumir el tradicional pan de muerto, de nueva cuenta surgen platillos “novedosos” utilizando este producto como almohadilla.

Viajemos hasta la Ciudad de México donde se crearon las “Gordimuertas”, una mezcla entre las tradicionales “gorditas” que se venden en todo México, que son una tortilla de maíz o harina más gruesa a la que se le abre por la centro y se rellena con algún guiso. En el caso de las de maíz incluso pueden ir guisadas con manteca de repugnante, solo que en esta ocasión y como puedes ver en la foto, la tortilla se sustituye por un pan de muerto estofado y doradito, y claro, puede ir relleno de chicharrón, hongos, pollo, frijoles o el guiso que prefieras.

Las puedes juntarse con un poco de citrón, salsa y poco de verdura, como se hace con cualquier gordita guisada o “dorada” como se le conoce en algunas zonas de México, con la cambio de que tendrá un sabor dulzón del pan de muerto, pues este es dulce, aunque digan que la homicidio es muy amarga. Una combinación extraña, pero en estos casos quienes deciden son los que se atreven a probarlas.

Por otro flanco, en Tampico, México, en Talavera Coffe Shop, un negocio de comida y café está ofreciendo hamburguesas, pero en lado del pan que conocemos, con sésamo y toda la cosa, la carne, el pinrel y los demás ingredientes van entre un pan de muerto, obviamente con ese toque dulce que brinda este postre peculiar del Día de Muertos, ahora mezclado con un plato pintoresco de las calles y restaurantes de comida rápida y igualmente uno de los más populares en todo el mundo.

Las tradiciones surgen algunas modificaciones con el paso del tiempo, y ahora le tocó al pan de muerto, solo hay que esperar para ver si estos cambios son definitivos y eso dependerá de las personas que se aventuren a probar estos dos platillos y por supuesto, que los cautive su sabor para que se extienda su uso y así añadirse a la tradición,, de lo contrario solo quedará en una imprudencia de temporada. Ya veremos qué es lo que pasa.