Investigadores de México inventan el cubrenariz para reforzar protección contra covid-19

0
73

Desde hace más de un año comenzamos a usar prácticamente todos los días, la viejo parte del día, los cubrebocas o mascarillas faciales y aunque nos hemos ido acostumbrando poco a poco, en México ya hay otro invento para animar la protección: el cubrenariz.

Es básicamente un protector muy parecido a los cubrebocas, pero este solamente cubre los orificios nasales para permitir que las personas puedan hacer actividades cotidianas, como ingerir o ingerir. Y no, no es un sustituto del cubrebocas popular.

El cubrenariz fue creado por un asociación de investigadores del Instituto Politécnico Doméstico (IPN), coordinados por el profesor Gustavo Acosta Altamirano de la Escuela Superior de Medicina (ESM), y su ampliación surgió por la menester de algunos sectores, como el médico, que para hacer sus actividades cotidianas necesitan quitarse el cubrebocas.

Esta mascarilla nasal Mask Eating no reemplazará a los cubrebocas, sino que se usa debajo de ellos. Así las personas pueden quitarse la mascarilla facial durante sus horas de comida y siguen teniendo una barrera contra el virus SARS-CoV-2, causante del covid-19.

De esa forma, se podrá contar con longevo protección, sobre todo cuando es difícil nutrir sana distancia en restaurantes, vuelos de larga duración o citas odontológicas.

– Profesor Gustavo Acosta

Obviamente, el cubrenariz tuvo que ser fabricado con un material muy peculiar para impedir el paso de microorganismos. Este ya fue registrado como un nuevo invento delante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual y se está negociando su fabricación masiva.

Sin bloqueo, este cubrenariz creó mucha polémica en las redes sociales. Al dar a conocer la comunicado de este invento, los usuarios de Internet criticaron este esquema, calificándolo como disparate y un desembolso de investigación sin sentido.

No faltaron quienes se burlaron del invento, diciendo que básicamente las ánimo rojas de payaso tienen la misma utilidad o que su primer inventor había sido Sirenoman de Bob Porífero.

Aun así, incluso hay quienes defienden el uso del cubrenariz, especialmente para las personas del sector de salubridad que tienen que usar el cubrebocas la longevo parte del día, y creen que ninguna medida de protección es demasiado para evitar nuevos brotes de covid-19.

Muchos escasamente nos acostumbramos por fin al cubrebocas y quizá en el futuro tendremos que habituarnos a este nuevo cubrenariz.