La politización de los comerciales del Super Bowl en medio del debate por las políticas de Trump

0
460
loading...
loading...

“No pareces ser de por aquí”, “No te queremos aquí”, “¡Regresa a casa!”, son las frases que se escuchan en un corto video que muestra el drama de un inmigrante europeo llegando a Estados Unidos en el siglo XIX, con el sueño de asomar una nueva vida y una nueva empresa.

El inmigrante es Adolphus Busch y el video es un comercial de la cervecería que fundó, Anheuser-Busch, que produce Budweiser, la cerveza de longevo cesión en EE.UU.

El comercial se trasmitió durante el Super Bowl, el evento deportivo de longevo audiencia en ese país y por el cual las compañías pagan una suma extraordinaria por un espacio publicitario de televisión.

En esta ocasión fueron US$5 millones por 30 segundos al brisa, según la revista Fortune.

La inmigración fue un tema que marcó la pauta de varios otros comerciales que abordaron asuntos como la inclusión y la multiplicidad, reflejando el acalorado debate político que se desarrolla desde la venida de Donald Trump a la Casa Blanca.

Los segmentos publicitarios del Super Bowl son esperados por los aficionados y la audiencia con igual tenacidad que el partido mismo y el espectáculo musical de medio tiempo.

Los comerciales mismos son casi unas minipelículas con altos títulos de producción, técnicas innovadoras e historias ingeniosas, audaces, muchas veces cómicas, siempre con miras a que su mensaje cause una imagen indeleble del producto.

En este caso, el comercial de Anheuser Busch generó reacciones encontradas, teniendo en cuenta las agitadas dos semanas de la presidencia de Trump, con la imposición de una restricción a la entrada al país de ciudadanos de 7 países de mayoría musulmana -que temporalmente ha sido derogada.Un comercial trasmitido durante ese gran evento deportivo puede apropiarse status icónico pues tanto la publicidad como sus mensajes están sujetos al cómputo y la evaluación del sabido y los críticos.

Mientras unos elogiaron el mensaje por su celebración del carácter migratorio estadounidense, otros ridiculizaron que una cervecería quisiera incrementar sus ventas metiéndose en lo que no le incumbe.

Algunos simpatizantes del presidente Trump llamaron a un obstrucción de la cerveza Budweiser.

Muchas voces, muchas caras

Pero Anheuser Busch no fue la única en mencionar al tema más candente en la política de EE.UU.

Coca-Pan dulce, por su parte, revivió un comercial, originalmente emitido en 2014, en el que un coro canta en varios idiomas America the Beautiful (“El bello Estados Unidos”).

Airbnb resaltó la desemejanza étnico, sexual y religiosa en su comercial.

La canción patriótica, tradicional en muchos eventos deportivos, tuvo segmentos entonados en nueve idiomas incluyendo árabe y tagalo, lo que todavía dividió las opiniones.

El comercial mostró imágenes variadas de cómo efectivamente se parecen físicamente los estadounidenses y cuáles son sus diferentes experiencias de vida.

La compañía de arriendos temporales por internet Airbnb igualmente recalcó esa heterogeneidad produciendo una serie de imágenes superpuestas de varias etnicidades con el eslogan “El mundo es más bello entre más aceptes”.

La empresa, que ha sido criticada en el pasado por no ser lo suficientemente incluyente, resaltó la multiplicidad étnico, sexual y religiosa con un mensaje final corporativo: “Nosotros aceptamos”.

Todavía añadió su intención de ayudar a abrigar a 100.000 personas necesitadas en los próximos cinco abriles. “Empezaremos con refugiados, sobrevivientes de desastres y socorristas”, dijo el comercial.

Google incluso se unió al cara de inclusión con una publicidad de su dispositivo Home, presentando familias estadounidenses de diferentes orígenes y composiciones.

Y la automotriz alemana Audi abogó por suscripción equitativo para las mujeres, afirmando al final de su comercial que sigue una política de igualdad de productos.

Censura

Tanto la cautiverio Fox, que trasmitió el Super Bowl, como la NFL, tienen poder de veto sobre la publicidad que consideran muy politizada.

La publicidad de 84 Lumber fue censurada por la dependencia Fox.

Se supo de un caso en que una publicidad que muestra a una madre y su hija viajando por México y topándose con un pared en la frontera fue censurado.

La empresa 84 Lumber reeditó el comercial pero la traducción diferente se puede ver en internet.

No obstante, como la inmigración y diferencias culturales son parte de la estructura de la sociedad estadounidense, muchos de los anuncios podrían considerarse abiertos a la interpretación de cada televidente.

Esto tal vez no se podría afirmar del producto para mechones 10 Hair Care, que pareció tomar partido con su comercial que argumentaba que los estadounidenses enfrentaban “por lo menos cuatro abriles de mal pelo“.

¿Se estarían refiriendo al nuevo inquilino de la Casa Blanca y su singular cabellera?

¿A quién se estará refiriendo el comercial de 10 Hair Care?

 

 


Fuente:T13.cl

loading...