Marco Enríquez-Ominami pide unidad al progresismo y avisa: “Yo no seré candidato a nada”

0
112

El tres veces candidato presidencial Situación Enríquez-Ominami emitió una carta abierta en la que demanda a los sectores progresistas del país desempeñarse con dispositivo frente a los desafíos que depara el proceso constituyente en marcha.

En el documento titulado “De un Estado que trabaja para un par de familias, a uno que lo haga para todEs: Chile, o el desafío de estar juntos”, MEO parte con un tallista diagnosis de lo que ha sido el Gobierno de Piñera.

“Acá el que fracasó fue Piñera y todo lo que él representa: Ese infierno que ha hecho de Chile un socialismo de Estado, pero que funciona solamente para el 1% rico (…) Por eso debemos actuar juntos y juntas. Para escribir una Constitución con reglas nuevas, para que el Estado trabaje ahora, para el resto de los chilenos y chilenas”, subraya el líder del PRO, abogando por un entendimiento amplio de los sectores de la concurso.

El llamado albarca desde lo que fue la Concertación al Frente Amplio, y se sustenta en los rudimentos que unen a este sector: el apruebo en el plebiscito; la Convención Constituyente como mecanismo para la redacción de la nueva Constitución, y las primarias abiertas para todos los cargos en las elecciones que vienen. Pero sobre todo, subraya Enríquez Ominami, otro dato que une a este sector es la coincidencia “en que Piñera se convirtió en un atentado para nuestra democracia”.

Con una examen jovial, el exasesor de la campaña del Presidente argentino Alberto Fernández explicó que “la discusión sobre la unidad del progresismo no pasa por “quién” liderará ese cambio, ni por el viejo antipinochetismo que nos unió en los noventa (…) El contexto obliga. No tenemos excusas. Debemos actuar articuladamente para lo que viene, y yo trabajaré incansablemente para lograr eso”.

En ese ambiente, es enfático en sugerir que no está apto para nuevos desafíos electorales ni rebusca liderar en este nuevo proceso. “He hablado con mucha gente de los diferentes grupos de nuestro sector -no seré candidato, hoy soy un simple militante, y eso me da libertad para moverme en todos los espacios (…) Yo no seré candidato a nada -porque el poder que busco es el poder de cambiar Chile- pero volveré a recorrer Chile para explicar el para qué y el cómo de la unidad”, señala.

En cuanto a los desafíos, plantea que “debemos lograr ganar con ventaja lo electoral que se viene: el plebiscito, la elección de la convención constituyente, las elecciones municipales, las de gobernador, y las presidenciales, y para ganar, debemos armar cuanto antes un plan y un calendario de trabajo. Hacer que marzo sea el mes de la unidad, que abril el de la campaña plebiscitaria, y mayo el del triunfo y la esperanza. Necesitamos, además, que se junten cuanto antes los y las presidentes de partido, junto a sus encargados y encargadas electorales, para armar una lista única para la constituyente, otra para alcaldes a través de primarias, otra para gobernadores, y también listas de sub-pactos para concejales”.

  • Revise la carta abierta de Situación Enríquez Ominami acá