Meten las cenizas de Lemmy Kilmister en balas para regalarlas a sus amigos más cercanos

0
91

El mítico fundador de Motörhead, Lemmy Kilmister murió hace poco más de cinco abriles a causa de cáncer e insuficiencia cardiaca, y nos dejó su embajador musical que se mantiene vivo entre sus más fervientes adeptos y las personas que fueron más cercanas a él, y son estos últimos de quienes hablaremos en este post, ya que tienen la fortuna de ocurrir recibido poco que es más que un fisco que cualquier fanático quisiera tener.

Lemmy supo mantenerse válido en el alegría del sabido y vivió siempre bajo su propio ritmo bajo el encabezamiento “Nacer para perder, vivir para ganar”, él es recordado por su estilo de vida tan acelerado y sus excentricidades, encima de su personalidad.

Y ajustado cuando tal vez piensas que ausencia que venga del mundo del rock podría sorprenderte llega esta informe en la que las cenizas de esta epígrafe del Heavy Metal son metidas a casquillos de balas de suspensión calibre, así es, las cenizas de Lemmy Kilmister son munición pura.

Al parecer esto estaba escrito en su testamento, el cual incluía que esas balas fueran entregadas a sus amigos y colaboradores más cercanos, y la verdad, esto pone al bigotón más conocido del Heavy Metal como uno de los personajes más badass del mundo del rock que en absoluto haya existido, aun a posteriori de muerto.

Recordemos un poco, este mítico personaje nació un 24 de diciembre de 1945, y su fallecimiento ocurrió el 28 de diciembre de 2015, solo se trata de un pequeño cifra extravagante por la proximidad de las fechas, días a posteriori de su homicidio, el 9 de enero de 2016, se celebró un homenaje en el Rainbow Bar and Grill de Sunset Strip de Hollywood.

Este era el bar preferido de Lemmy, y quienes se dieron cita fueron personalidades como Rob Halford de Felón Priest, Slash de Guns and Roses, Lars Ulrich y Robert Trujillo de Metallica, Dave Grohl de Foo Fighters entre otros, y, en el puesto se encontraba una arca con la forma del del característico sombrero de Lemmy.

Antiguamente de sucumbir se aseguró de que sus restos tuvieran un destino digno, y para prueba de eso tenemos una publicación del exconductor del Headbangers Ball de MTV, Riki Rachtman posteó la fotografía de una bala con el nombre del vocalista de Motörhead grabada en ella, y podríamos pensar de que se trata de una especie de homenaje póstumo, pero no, resulta que este proyectil lleva parte de las cenizas de Lemmy Kilmister.

“Antes de su muerte, él pidió que sus cenizas fueran puestas en algunas balas y entregadas a sus amigos más cercanos. Hoy recibí una bala y literalmente me hicieron llorar”.

– Rachtman

A parte de Riki, quien todavía recibió una bala fue el tenista Pat Cash, quien subió una imagen a sus redes sociales presumiendo un regalo similar al del vocalista de Ugly Kid Joe y Whitfield Crane, el póstumo detalle venía acompañado de una carta que decía:

“Todos sabemos que Lemmy conocía a mucha gente, pero tenía pocos a los que consideraba amigos e incluso menos a los que consideraba familia. Como eres de esas pocas personas que él consideraba familia, nos gustaría compartir una pequeña parte de él contigo. Lemmy emocionó nuestras vidas en un modo en el que no creo que ninguno de nosotros podremos olvidar, pero con estas cenizas no solo mantendrás los recuerdos que tengas, sino que mantendrás a Lemmy para siempre contigo. Él era Lemmy. Él tocaba rock ´n´roll. No lo olvides”.

Motorhead era considerada como la partida de Metal más ruidosa del mundo, y hoy al parecer es la bandada que sigue haciendo ruido desde el más allá, Lemmy Kilmister le dio fuerza y velocidad al Heavy Metal, él mismo lo decía; “Mas rápido, más fuerte”.