Woven City, la futurista ciudad que construirá Toyota a faldas del Monte Fuji en Tokio

0
66

Hace algunos días los habitantes de Las Vegas, Nevisca fueron testigos de una maravillosa y futurista revelación, pero no para Estados Unidos, sino para Japón, pues en el situación de la feria de la tecnología Consumer Electronic Show, que se lleva a extremidad cada año en el estado de Nevasca, la franquicia de automóviles Toyota sorprendió a los asistentes con el anuncio de un grande plan.

De acuerdo a Akio Toyoda, el presidente de Toyota Motor, este plan iniciará este 2021 y tiene como fin construir una ciudad inteligente y sustentable en Tokio, a la que llamarán Woven city, en donde se albergarán a los empleados que trabajan en la compañía. Esta ciudad, que a su vez será un gran laboratorio para disquisición de nuevas tecnologías, será construida en los terrenos de una vieja planta en desuso que se encuentra en el monte Fuji y será una comunidad íntegra de la empresa.

Construir una ciudad entera desde cero es una oportunidad única para desarrollar tecnologías del futuro, incluyendo un sistema eficaz digital para infraestructura. Ciudadanos, edificios y vehículos podrán comunicarse entre ellos haciendo uso de datos y sensores.

-Toyoda

Esta ciudad futurista emergerá de los terrenos de una antigua factoría de Toyota. Encima, en ella vivirán empleados de la compañía y sus familias, pero todavía se hospedarán investigadores, visitantes y socios comerciales. La empresa automotriz pronostica que Woven City puede tener una población que ronde los 2000 habitantes y será poco que esta denominan como un “laboratorio viviente”. Por otro flanco, no se permitirá la circulación de vehículos con conductor, por lo que, aparentemente, serán manejados por robots o alguna especie de software.

Se tiene toda la intención de que esta ciudad sea un campo de pruebas para nuevas tecnologías, como vehículos totalmente autónomos y que sean impulsados por energía eléctrica, robots e inteligencia sintético.

Los arquitectos encargados del diseño de la gran capital es el estudio danés BIG Bjarke Ingels Group, que destaca por apañarse un inmovilidad entre la inmueble tradicional y la moderno. De hecho, ya mostraron un adelanto de cómo luciría Woven City.

La distribución de las calles corresponde a una cuadrícula con tres tipos de subdivisión. La primera será para los vehículos más rápidos, por la segunda circularán autos de beocio velocidad y de movilidad personal, como scooters y peatones. Mientras tanto, la última estará destinada a caminos muy similares a parques y será exclusivamente para peatones.

El director del estudio danés afirmó que no importa el división donde una persona se encuentre en esa ciudad ni a donde quiera ir, ya que podrá caminar a lo abundante y ufano de estos paseos verdes muy tranquilamente hasta ascender a su destino. De hecho, el diseño de cuadrícula asimismo ayudará con el exposición de vehículos autónomos, como el e-Palette, que se presentó en esta misma feria de tecnología hace dos abriles.

La ciudad será totalmente sostenible, los edificios serán de madera para contribuir a la disminución de la huella de carbono, los techos de las empresas y los hogares contarán con placas fotovoltáicas para juntar energía solar que se complementarán con celdas de combustible hidrógeno para producir energía.

En el interior de cada hogar habrá robots y sensores que servirán para marcar el paso de la vida de quienes vivan ahí, lo que se traduce como inteligencia fabricado basada en sensores para controlar la sanidad, una importante característica en una sociedad como la japonesa, pues envejece de una forma congruo particular. Encima, se contará con un sistema eficaz digital para interactuar con la infraestructura de toda la ciudad, que a su vez contará con otra inteligencia industrial encargada de aprobar y cuidar las comunicaciones de los diferentes sensores.

Woven City asimismo tendrá una gran presencia de vehículos eléctricos autónomos, ya que es la única movilidad que se ha previsto. Actualmente Toyota se encuentra trabajando en prototipos de transportes de uso popular del tipo transfers para sujetar la cantidad de unidades rodantes y compartir transporte.

Por esta razón uno de los vehículos estrellas de esta ciudad será el e-Palette, un minibús que ya tiene varios socios como Amazon, DiDi, Mazda, Pizza Hut y Uber. Este transporte cuenta con un sistema de propulsión eléctrico y es totalmente forzoso. Adicionalmente, su diseño está pensado para que pueda ser personalizado de acuerdo a los requerimientos de cada empresa.

De hecho, Toyota pondrá a prueba estas soluciones durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se celebrarán este año en Tokio, ofreciendo movilidad solamente en el interior de la villa donde se alojarán los atletas.

En la ciudad todavía habrá otras soluciones eléctricas como transportes individuales para cubrir trayectos cortos, como el e-Trans, que parece ser un coche con dimensiones normales, pero incluso puede ser compartido.

Adicionalmente, la ciudad tendrá el e-Racer, que es un automóvil deportivo destinado al entretenimiento con modificaciones de sinceridad potencial para conducirse una experiencia única como si se estuviera en el interior de un videojuego. Por otra parte, todavía habrá los vehículos llamados e-Chargeair cuya función es cargar equipos electrónicos.

Sin secuestro, los que causan más asombro son las unidades e-Care, que permitirán al pasajero entablar una consulta médica en tiempo existente en el trayecto de un punto a otro, así como someterse a un examen médico adentro del transporte si va de camino a un hospital.

De esta forma, Toyota podrá cobrar información en tiempo existente para que sus empleados, incluso los jubilados y sus familias, sean quienes se mantengan activos y así comprobar empíricamente qué tan reales son las soluciones de movilidad que se están proyectando.

Sin duda se trata de un gran plan y parece ser que cada vez se están dando más, pues recordemos a la ciudad The Line, que será construida en Medio Oriente, la cual comparte algunas características con Woven City, ya que ambas son proyectos no solo para desarrollar el futuro, sino que incluso para ayudar al presente.