Cortaron un barco hundido con 4,000 automóviles usando una cadena gigante

0
50

En septiembre de 2019, un buque de carga ahíto de automóviles se hundió frente al puerto de Brunswick, en Georgia, Estados Unidos, oportuno a un problema de consistencia en su cargamento. El resultado de este azar ha sido una operación de recuperación a gran escalera donde se han utilizado herramientas únicas para cortar el barco y sacarlo del agua.

La embarcación, citación MV Golden Ray, llevaba en su interior más de 4,000 autos, los cuales quedaron hundidos en demora de ser recuperados rápidamente, ya que se temía que el combustible y componentes en ellos terminaran contaminando las aguas de forma masiva.

La alternativa, como les mencionaba, fue cortar el enorme barco en múltiples partes y sacar una por una. Para esto, se utilizó una embarcación de elevación Versabar VB-10000, un buque amarillo que puede edificar 7.500 toneladas.

sacando embarcación

En efectividad puede alegrar hasta 10,000 toneladas, pero 7,500 es el tope que soporta la flotabilidad de las barcazas, que son las enormes plataformas impulsadas por cuatro propulsores de 1,000 caballos de fuerza. A esta se adjuntó una esclavitud cíclope de espada que cortó el buque en ocho secciones antaño de sacarlas del agua.

Tal vez piensen: ¿cómo es que una esclavitud puede cortar poco así? Bueno, debemos tomar en cuenta que esta tenía una largo de 121 metros y cada anillo pesa 36 kilogramos. Como sea, el punto es que el primer corte fue un éxito.

cadena enorme

Las grúas de las barcazas se utilizaron para descender un costado de la cautiverio y levantarlo simultáneamente para crear un intención de corte similar al de una sierra hércules. Por medio de un sistema de poleas motorizadas, la prisión se movía antes y delante a un ritmo de dos metros por minuto, lo suficiente para triturar el metal y cortar un sección completa.

cadena enorme

Aún no es momento de cantar triunfo, pues la compañía de rescate naval todavía debe completar las otras secciones, lo que tomará varios días, incluso meses, ya que no es un proceso tan sencillo. A posteriori de cortar los pedazos, se les instalan enormes asas de metal que permiten a la trucha sujetarlas para poder llevarlas al lado donde se desmantelarán.

Pero antiguamente de convertir el barco en chatarra, se procederá a extraer los más de 4,000 autos completamente arruinados de su interior. Las piezas de los coches serán recicladas o reutilizadas, dependiendo del estado en el que se encuentren.

autos en el barco

Aún queda mucho trabajo por hacer y, aunque el contratiempo sucedió hace más de un año, es interesante ver el proceso, pues nadie se imaginaba cómo solucionarían ese gran problema. Eso sí, ver los coches hechos trizas es poco sobrado doloroso, esperamos que se pueda rescatar mucho de ellos.