Recaudó dinero para ayudar a gente y ahora debe pagar 16,000 dólares en impuestos

0
50

Con toda la buena intención del mundo, el profesor Louis Goffinet reunió patrimonio a través de Facebook para ayudar a personas de bajos posibles en diciembre del año pasado, pues adecuado a la pandemia, muchos vieron cómo empeoraba su ya precaria situación económica. Este hombre vive en Connecticut, Estados Unidos, y a través de Facebook Fundraiser hizo una exitosa campaña, aunque no contaba con que le iban a cobrar impuestos.

Oportuno al apoyo de la familia, logró reunir 41 000 dólares, una cantidad proporcionado buena y la invirtió en comprar ropa, comida y algunos regalos de Navidad que repartió durante la pasada temporada decembrina, con lo que hizo felices y ayudó a muchas personas que no estaban pasando por un buen momento. Sin requisa, a pesar de su buena batalla, los recaudadores de impuestos no lo perdonaron y ahora le están cobrando 16 103 dólares.

Me propuse comprar alimentos para las familias locales que se vieron afectadas por el covid-19. Todavía compré pasteles y obsequios para Movimiento de Gracias. Se sintió increíble, pero ahora me siento terrible.

-Louis Goffinet

Esta fue la primera vez que Louis hacía poco así y, desafortunadamente, no se dio cuenta de que según las políticas de Facebook, este tipo de donaciones no son deducibles de impuestos. Si proporcionadamente es cierto que se sintió aceptablemente por ayudar a los demás, ahora está desesperado porque le han puesto de plazo hasta el 17 de mayo para acreditar, de lo contrario, será sancionado por las autoridades.

Fue un poco desgarrador. Como avezado, creo que mucha familia entiende que nuestro salario no es tan parada como en otros trabajos. Esto es más de lo que razonablemente puedo remunerar solo, y estoy pidiendo la ayuda de la comunidad.

Ahora aplazamiento que así como él ayudó a los demás, cualquiera se apiade de su situación y no tenga que avalar toda esa cantidad. Por ello está reuniendo todos los comprobantes de que la cantidad que fue recaudada se entregó en su totalidad al fin para el que estaba destinado. Esperemos que los recaudadores de impuestos hagan su buena movimiento y lo perdonen.