Rusia y China hacen un frente contra el “comportamiento destructivo de Estados Unidos”

0
58

Estados Unidos dio a conocer una serie de sanciones a aplicar en China por el matanza de grupos étnicos en la región de Xinjiang hace treinta abriles, por lo que este país y Rusia han solicitado una reunión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Estructura de las Naciones Unidas con el fin de “explorar soluciones a problemas comunes de la humanidad a través del diálogo directo y así mantener la estabilidad global”.

Esto se dio a conocer la mañana del 23 de marzo de 2021 a posteriori de que el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov se diera cita en China con su parecido Wang Yi para emitir un comunicado en el que se expresa que la agitación política internacional va aumentando cada vez más.

En este documento, China y Rusia hacen un llamado a las potencias mundiales, en particular al Consejo de Seguridad de la ONU para que tomen sus decisiones basándose en la fuero internacional y puedan acorazar la confianza mutua, así como admitir el liderazgo cuando se trate de preservar la ley y el orden internacional.

Y es que es cierto, el mundo se encuentra en un periodo crítico, adicionalmente de que la propagación del coronavirus de cierta forma ha forzado la transformación del panorama internacional, a esto se suma que los sistemas de gobierno en todo el mundo se han tornado inestables, el exposición crematístico igualmente se ha pasado impactado y cada vez van apareciendo nuevas amenazas y problemas de índole completo.

Es por todo esto que las dos naciones piden se haga lo pertinente para dejar de flanco todas las diferencias que puedan existir y que se trabaje en conjunto para construir un orden internacional  multipolar, mucho más exacto y que encima sea mediano, tolerante y pacífico, ya que para que se de un buen incremento social todos estos asuntos deberían ser abordados desde los principios que ya están reconocidos por la código internacional.

Wang Yi y Lavrov consideran la democracia es uno de los más grandes logros del ampliación de la humanidad, pero señalaron que no existe un normalizado que se pudiera seguir para elaborar un maniquí tolerante uniforme, adicionalmente de que es inaceptable se tome a la democracia como un pretexto para inferir en asuntos internos de Estados libres y soberanos.

Lo que se examen en sí es ajustar y coordinar estrategias en este momento de gran tensión que se vive con Estados Unidos, en peculiar Rusia, ya que la relación entre estas dos naciones se ha gastado demasiado deteriorada durante los últimos días.

Otro tema que se trató durante la reunión fue lo referente a las políticas occidentales de la vacuna contra el coronavirus, ya que han recibido ataques en los que ses acusa de oportunistas, pero se defendieron haciendo pedantería en que lo único que buscan es excluir vidas.

Las afirmaciones por parte de la Unión Europea tienen su origen durante el proceso de homologación de la vacuna Sputnik, pues consideran que Moscú está siendo demasiado tranquilo, por lo que países como Bruselas recrimina a China y Rusia que las vacunas se están usando con fines propagandísticos.

Pero esto es respondido debidamente por Lavrov con la afirmación de que eso es totalmente aparente, pues la política en materia de vacunas debería ser guiada por criterios de humanidad, por el interés de auxiliar vidas y todo tema geopolítico o comercial debería estar descartado.

Por su parte, Wang Yi refuerza lo dicho por Lavrov afirmando que lo que China quiere es más perfectamente tolerar a promontorio una actividad humanitaria, pues su intención desde el principio ha sido inocular al viejo número de personas lo antaño posible.

Según el ministro ruso de saludo, Mijaíl Murasuko, el 10 de abril, un reunión de expertos de la Agencia Europea de Medicamentos llegará a Rusia para hacer los estudio pertinentes a los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V.

Asimismo hay que señalar que países de la Unión Europea como Hungría buscan acelerar la aplicación de vacunas en toda su población, por lo que ya se encuentran administrando dosis de las vacunas chinas y rusas aunque no cuenten con la homologación del regulador europeo.